Es muy variable: desde 25 días en adelante. Depende, sobre todo, de cuándo se reciba la documentación personal y de la vivienda.

El proceso hipotecario tiene tres fases:

  • Documentación personal: donde te pediremos, con carácter general, la nómina, la vida laboral y el IRPF.
  • Documentación de la vivienda: la nota simple y la tasación. La tasación podrá ser aportada por el cliente o solicitada al banco.
  • Firma de la hipoteca: legalmente hay que hacer 2 visitas al notario. Y además, desde la aprobación de la hipoteca hasta que firmas en la notaría, tienen que pasar como mínimo 11 días.