La subrogación consiste en cambiar la hipoteca de un banco a otro. Puedes modificar algunos aspectos del préstamo, como es el caso del interés o el plazo. La cantidad y el tipo no se pueden modificar, es decir, si tu hipoteca es fija, mixta o variable.

Con la cancelación, en cambio, puedes cambiar cualquier aspecto del préstamo, incluido la cantidad y el tipo. En este caso, lleva algunos gastos asociados como son los de gestoría, notaría y registro.

Puedes cambiar tu hipoteca a Openbank por cancelación y ahorrar todos los meses. El proceso es sencillo, rápido, online, y además, tendrás un gestor personal que te acompañará durante todo el proceso