Eliminar Filtros

Moratoria de Hipotecas por la crisis del coronavirus

 

Debido a la actual emergencia sanitaria, se ha publicado en el BOE el nuevo Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. Te informamos en qué casos y cómo se puede solicitar la moratoria de deuda hipotecaria.

Principales preguntas:

Es la suspensión de la deuda hipotecaria, tanto del capital como de los intereses, durante un plazo, para personas en situación de vulnerabilidad económica.

Puedes solicitarla si te encuentras en una situación de vulnerabilidad económica. Es decir, que cumplas los siguientes supuestos:

  1. Que te hayas quedado sin empleo o si eres autónomo, que hayas sufrido un descenso de tus ventas de más del 40%.
     
  2. Que los ingresos totales de la unidad familiar en el mes anterior sean menores a:
    • 1.613,52 € con carácter general, calculado como 3 veces el IPREM*, que en 2020 es de 537,84 €/mes.
    • El límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo de la unidad familiar (0,15 veces en el caso de unidad familiar monoparental).
    • 2.151,36 € (4 veces el IPREM) en el caso de que alguno de los miembros de la unidad familiar tenga una discapacidad superior al 33 %, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite para realizar una actividad laboral.
    • 2.689,20 € (5 veces el IPREM) en el caso de que el deudor tenga parálisis cerebral, enfermedad mental, o discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 % o persona con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 65 %, así como en los casos de enfermedad grave que incapacite, a la persona o a su cuidador, para trabajar.
       
  3. Que la cuota de la hipoteca más los gastos y suministros básicos, supere el 35 % de los ingresos netos totales de la unidad familiar. A estos efectos, se entenderá por «gastos y suministros básicos» el importe del coste de los suministros de electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, de los servicios de telecomunicación fija y móvil y las contribuciones a la comunidad de propietarios. Solo tendrán la consideración de «gastos y suministros básicos» los suministrados en la vivienda habitual de la unidad familiar.
     
  4. Y que, a consecuencia de la emergencia sanitaria, el esfuerzo económico destinado a la hipoteca haya aumentado más del 30 % sobre la renta familiar.

La solicitud se puede realizar desde el pasado 19 de marzo hasta 15 días después del fin de la vigencia del Real Decreto-ley 8/2020

Podrás solicitarla en el teléfono 900 100 349, donde un grupo de gestores te atenderán personalmente para analizar tu caso y resolver tus consultas sobre el proceso.

El envío de documentación y firma de la solicitud se podrá realizar desde casa, de manera 100 % digital.

Una vez recibida la documentación, procederemos a su análisis y en su caso, implementación en un plazo máximo de 15 días.

En el caso de que la solicitud se aprobase, se deberá firmar un documento contractual de forma electrónica, antes de su implementación, y se hará efectiva la moratoria de la hipoteca.

Trabajador por cuenta ajena
  • En el caso de encontrarse en paro, certificado de desempleo en el que figure la cuantía percibida por prestación o subsidio.
  • Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
  • Certificado de empadronamiento de las personas que habitan la misma vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
  • Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.
  • Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.
  • Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos para considerarse en situación de vulnerabilidad.
Trabajador por cuenta propia
  • Certificado de cese de la actividad expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma.
  • Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
  • Certificado de empadronamiento de las personas que habitan la misma vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
  • Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.
  • Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.
  • Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos para considerarse en situación de vulnerabilidad.

 

Documento Dónde encontrarlo
Certificado de desempleo En la Sede Electrónica del Servicio Público de Empleo Estatal: https://sede.sepe.gob.es/
Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad

Solicitud al Registro de la Propiedad donde esté inscrita la vivienda, con imagen del DNI/ NIE e identificando la vivienda. En la página web del Colegio de Registradores (www.registradores.org) se puede obtener información sobre el trámite a seguir y las direcciones de correo electrónico de los Registros de la Propiedad de España.

Certificado de cese de la actividad expedido por AEAT En la Agencia Tributaria: https://www.agenciatributaria.es/
Declaración responsable del deudor Openbank te proporcionará un modelo de declaración responsable para firmar de forma electrónica.
Certificado de empadronamiento Se solicita en el Ayuntamiento de cada provincia. Puede realizarse, en la mayoría de los casos, por teléfono o internet.

 

Una vez realizada la solicitud de moratoria con toda la documentación correctamente cumplimentada, se te concederá en un plazo máximo de 15 días.

Se pueden beneficiar los préstamos y créditos hipotecarios (vigentes a la fecha de entrada en vigor de esta medida) para la adquisición de:

  • La vivienda habitual.
  • Inmuebles afectos a la actividad económica que desarrollen empresarios y profesionales.
  • Viviendas distintas a la habitual en situación de alquiler y para las que el deudor hipotecario persona física, propietario y arrendador de dichas viviendas, haya dejado de percibir la renta arrendaticia desde la entrada en vigor del Estado de alarma o deje de percibirla hasta un mes después de la finalización del mismo.