Todos los recibos pueden devolverse a excepción de los préstamos y comisiones. Además, dispones de un plazo de 8 semanas para echar atrás los recibos domiciliados y de 13 meses para los recibos no autorizados. Hacerlo es tan fácil como acceder al área de gestión de recibos de Openbank y dar la orden.

¿Qué pasa cuando no eres tú quien devuelve el recibo?

También puede suceder que sea el banco quien devuelva un recibo por falta de fondos, por ejemplo. ¿Es posible pagar un recibo devuelto? ¿Existe un límite de tiempo para hacerlo? La respuesta depende del tipo de recibo. Normalmente la empresa emisora volverá a enviarte el recibo tras la primera devolución en un plazo de entre 3 y 7 días.

También hay compañías que son conscientes de esta situación y se adelantan dejando un margen amplio para pagar. Esto ocurre por ejemplo con el recibo de la luz. Así es como evitan que su recibo coincida con otros gastos fijos como la hipoteca o el alquiler y que se produzca la devolución, lo que supone un problema para ellos y también puede serlo para ti.

Las compañías de seguros también suelen ser flexibles con las fechas de pago y permiten, por ejemplo, el abono con tarjeta en caso de devolución de la prima del seguro.

La cosa cambia cuando se trata de recibos administrativos: Hacienda y la Seguridad Social no suelen ser tan benevolentes. Esto es lo que debes saber al respecto.

Cómo pagar un recibo de autónomo devuelto

Con la Agencia Tributaria (AEAT) ocurre algo parecido a la cuota de autónomo. Hay que acudir a la fuente para abonar el recibo devuelto.

En este caso, Hacienda permite realizar el pago de 2 formas:

  • Por internet en la página web de la AEAT dentro del apartado de “Todos los Trámites / Otros servicios / Pago de Impuestos”. Para ello, necesitarás contar con DNI electrónico, certificado digital o estar dado de alta en el sistema Clave PIN.
  • Por teléfono, siempre que la deuda sea menor de 18.000 €, en el 91 553 68 01 o el 901 200 350.

Pagar un recibo devuelto supone siempre un trámite adicional. La mejor forma de evitarlo es adelantarse al descubierto en cuenta.

Como cliente de Openbank, puedes tener a tu disposición el servicio de protección de descubierto, con el que podrás disponer de entre 300 y 12.000 € de saldo adicional para tu cuenta de forma que puedas asegurarte que siempre haya dinero para pagar y no se genere ningún recibo devuelto que tú no quieras, porque como usuario, puedes devolver la mayoría de los recibos que llegue a tu cuenta.


Este artículo ha sido redactado sin ánimo de exhaustividad y con efectos meramente informativos, sin que el mismo suponga ningún tipo de asesoramiento o recomendación por parte de Open Bank, S.A. Open Bank, S.A. declina cualquier responsabilidad por la emisión del presente artículo.

Publicidad