Encontrar un trabajo para toda la vida y lograr la ansiada estabilidad en el trabajo. ¿Acaso no era eso la “panacea” laboral? No, según la última tendencia: la economía YOLO.

¿Y en qué consiste exactamente la economía YOLO? Son las siglas en inglés de “You Only Live Once”, que se traduce como el manido “solo se vive una vez”. Su traducción en el mercado laboral y económico es la tendencia de ciertos perfiles a dejar trabajos estables y bien pagados para lanzarse a la aventura. En otras palabras, despedirse de trabajos indefinidos para buscar alternativas donde prima la conciliación, la vocación e incluso un punto de vivir una nueva experiencia. Todo muy en línea con los valores de la generación millennial, quienes más abrazan esta nueva idea de carrera profesional.

Este artículo de The New York Times ha servido para popularizar el término ofrece el mejor ejemplo. Es el caso de Brett Williams, un abogado de 33 años de Orlando que literalmente se dio cuenta de que “estaba sentado en el mostrador de mi cocina 10 horas al día sintiéndome miserable” y se lanzó a dar el paso de cambiar de trabajo.

Brett dejó un trabajo de socio en un gran bufete con un sueldo de gran empresa para empezar a trabajar en un pequeño despacho de su vecino de al lado para pasar más tiempo con su familia. “Sigo siendo abogado, pero hace tiempo que no estaba tan emocionado por el trabajo”, resume.

El ejemplo de Brett es paradigmático, pero no es el único, ni mucho menos. Por ahora, la economía YOLO es tendencia solo en Estados Unidos, aunque es probable que dé el salto a Europa en mayor o menor medida. En cierto sentido, de eso tratan los incipientes cursos online de emprendimiento, de monetizar tu hobbie e incluso de vivir de tu pasión.

Y es que la economía YOLO tiene mucho de reinvención laboral para quienes no están contentos con su trabajo y para quienes trabajan en sectores altamente demandantes con jornadas maratonianas. En definitiva, es una búsqueda de un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal, entre otras cosas.

YOLO, ¿tendencia post covid?

La pandemia del coronavirus ha servido para espolear la economía YOLO.

  • Por un lado, ha sido el mejor recordatorio de lo efímera que puede ser la vida. Es decir, que hay que vivir el hoy porque no sabemos qué puede pasar mañana.
  • Por otro lado, la respuesta del teletrabajo a la pandemia ha permitido a muchas personas ver la vida laboral de otra forma. Ahora esa fuerza laboral se enfrenta a una vuelta a la normalidad que no todos están dispuestos asumir.

Las empresas ya están afrontando esta disyuntiva con más teletrabajo, menos presencialidad y beneficios como días libres o bonus. El objetivo es vencer en la vuelta a la normalidad y conseguir retener a los empleados más valiosos.

Para algunos esto será suficiente, pero otros abrazarán el ideal YOLO y buscarán fórmulas para reinventarse laboralmente, dejar la seguridad de una nómina y vivir la vida tal y como la ven.

Este es el verdadero hándicap de la tendencia YOLO, que hace falta tener cierta libertad financiera para abrazarla con seguridad. Lanzarse a la aventura cuando apenas llegas a fin de mes o no tienes un colchón financiero de varios meses puede ser una temeridad. Por eso, quienes están entrando en la economía YOLO son, por ahora, profesionales con experiencia que han vivido años de buenos salarios y cuentan con estabilidad financiera.

Desde Openbank, no podemos decirte si debes o no dejarte llevar por este concepto, pero te ofrecemos nuestra Cuenta de Ahorro Openbank para que puedas empezar a construir ese “colchón” que tanta falta hace para poder cambiar tu forma de vivir.


Publicidad