Las compras online desde casa son cada vez más habituales. La prueba es que 7 de cada 10 internautas realizan adquisiciones de forma remota en España. Eso significa que hay más de 20 millones de personas que efectúan pagos online, según el último estudio anual sobre ecommerce que elabora IAB Spain con datos relativos al año 2019.

De ellos, el 39 % asegura tener una alta satisfacción por los medios de pago, mientras el 42 % compra online por la confianza que le inspira el servicio. Es decir, que ambas cuestiones son valoradas como importantes por las personas que realizan compras a través de internet. En el mercado hay muchas formas de pago online con diferentes niveles de seguridad y fiabilidad, pero en este artículo te mostramos algunos métodos que pueden ser de utilidad para realizar tus compras online.

Los métodos de pago online más fiables para comprar por internet

El pago electrónico puede hacerse con total garantía de varias maneras:

  • Tarjetas bancarias. Es la más habitual entre las formas de pago por internet, y también de las más seguras. El motivo es que el usuario se encuentra doblemente protegido con este sistema: compras con código de verificación CVV y uso del sistema de Comercio Electrónico Seguro. Así, se beneficia de las garantías que ofrecen tanto la compañía emisora de la tarjeta como el propio banco utilizado para el pago online, que en el caso de Openbank incluye, además, alertas de confirmación de pagos por SMS.

    Las tarjetas físicas pueden vincularse al smartphone para optar por el pago móvil: Apple Pay, Samsung Pay, Google Pay, Fitbit Pay, Garmin Pay y el Pay Wallet de Openbank, incluido en la app de Openbank para Android.

  • Tarjetas virtuales de débito. Se trata de un método de pago online similar al anterior, pero sin necesidad de contar con la tarjeta física. Cuando la contratas, la recibes al instante en tu móvil o smartwatch, por lo que no tienes que esperar a recibirla en tu domicilio para comenzar a usarla. Además, al no ser una tarjeta física es respetuosa con el medio ambiente. Con ella puedes comprar por internet o en cualquier establecimiento que tenga sistema contactless, así como sacar o ingresar dinero en los cajeros con esa tecnología. Si no quieres llevar la tarjeta contigo por seguridad o te olvidas la cartera, basta con tener a mano el móvil o el smartwatch. Para ganar en seguridad, debes hacer especial hincapié en la configuración de seguridad de tu terminal: bloqueo de pantalla, número secreto, etc.

  • Tarjetas prepago para eCommerce. Otra de las formas de pago por internet y que encaja en el llamado dinero de plástico son las tarjetas prepago para e-Commerce. Se trata de una tarjeta 100 % digital para las compras online que permiten hacer un pago electrónico hasta el importe por el que la hayas cargado previamente, y con la misma seguridad que las tarjetas de débito o crédito.

  • Plataformas de pago online. Para utilizar este tipo de plataformas es necesario registrarse y vincular una tarjeta bancaria o una cuenta corriente. Si depositas dinero en la plataforma como comprador, el vendedor sólo conocerá el número de la operación. Tus datos bancarios, incluyendo en ellos el número de la tarjeta, no se dan a conocer. Además, de no cumplirse las condiciones pactadas entre las partes, este tipo de plataformas pueden actuar para retener el importe de la operación hasta que se solucione el conflicto. Si en última instancia no hay transacción, existe la posibilidad de recuperar el dinero.

  • Transferencia bancaria. Es la fórmula tradicional y 100% segura desde el punto de vista técnico. Tendrás que tener en cuenta que si haces un pago online de forma previa a disfrutar el producto o servicio, corres el riesgo de no recibir lo pactado o no ver satisfechas tus expectativas.

Como puedes ver, internet ofrece diversas formas de pago online con barreras de seguridad que te protegen de las estafas. En función de tus gustos o del grado de implicación que tenga la tecnología en tu vida, solo te toca elegir la que más te convenga.

Publicidad