Dicen que plantar un árbol es una de las cosas que tienes que hacer, al menos, una vez en la vida. Por eso, el pasado sábado 20 de noviembre, más de 60 trabajadores, amigos y familiares de Openbank nos unimos para crear un impacto positivo en el planeta.

Hace poco menos de un año, decidimos que podíamos ir más allá de nuestras operaciones financieras para conseguir un cambio real. Entre otros compromisos e iniciativas, como el apoyo por parte de todo el Grupo Santander a los objetivos del Acuerdo de París o formar parte de la Glasgow Financial Alliance for Net Zero, contamos con nuestro club interno Social Impact Club, con el que trabajamos activamente por el cambio, no solo climático, sino también social.

Gracias a la última iniciativa de Social Impact Club, hemos plantado más de 250 árboles de diferentes especies, entre las que encontramos encinas, madroños y enebros. Para ello, aprendimos a cómo plantarlos correctamente, cómo protegerlos para que crezcan sanos y seguros, además de las particularidades de cada especie. ¡Todo ello en familia y uniendo nuestros lazos!

Con este pequeño gesto, de acuerdo con la metodología desarrollada por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, calculamos que habremos absorbido más de 50 toneladas de CO2 en 50 años.1

Desde Openbank, seguiremos trabajando para alcanzar nuestro objetivo de conseguir cero emisiones netas de carbono en todo el Grupo Santander para 2050.

Tenemos la suerte de ser nativos digitales, lo que nos hace reducir de por sí nuestro impacto al no tener un gran número de sucursales. Pero todavía queda mucho por hacer. Entre todos, ¡somos la semilla del cambio!.


1Cálculos realizados por “emboscadas RSC Grupo Heliconia” siguiendo la metodología desarrollada por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.