Las nuevas tecnologías han cambiado el mundo. ¿Te imaginabas hace unos años poder pagar en una web de Vietnam con tu tarjeta de crédito? De hecho, estoy segura de que si le preguntase a mi padre, me diría: ¿De qué estás hablando, hija?”. La realidad es que cada día hay más innovación, incluso en el sistema financiero y en los servicios de pago. Esto es lo que motivó a los reguladores europeos a crear una nueva directiva para los servicios de pago, conocida por sus siglas en inglés “Payment Services Directive 2” (PSD2).

¿Cuál es el objetivo de la nueva normativa PSD2?

Estos son alguno de sus objetivos más importantes:

Reforzar la protección de los consumidores cuando compran por internet y darle a los usuarios un mayor control sobre estas compras.
Mejorar e impulsar la transparencia en los servicios de pago.
Fomentar la innovación y la competencia en el mercado, permitiendo que terceras empresas (Third Party Providers o TPPs), también intervengan en los pagos.

¿Cómo se benefician los consumidores?

Por un lado, cada vez que pagues en internet tendrás que hacer una doble autenticación para reforzar la seguridad en tus operaciones. Y esto, ¿qué significa? Es muy sencillo, tendrás que validar tu identidad con al menos dos de los siguientes factores. A este sistema se le conoce como “SCA”, es decir, Strong Customer Autentication:

  1. Algo que : como por ejemplo, una contraseña.
  2. Algo que tengo: como tu tarjeta o tu teléfono móvil.
  3. Algo que soy: por ejemplo, algún dato biométrico (la huella dactilar o la cara).

¡Pongamos un ejemplo! Si hasta ahora cuando hacías una compra por internet solo te pedían datos de tu tarjeta (algo que tengo), ahora también deberás introducir un código que recibas en tu móvil con un SMS (algo que ).

Por otro lado, también pasará cuando quieras acceder a tu cuenta bancaria a través de su web y app. Por eso, cuando quieras acceder a tu cuenta tendrás que combinar dos de las formas que mencionamos más arriba. En Openbank, además de pedirte tu clave de acceso (algo que ) te vamos a pedir que ingreses una clave que enviaremos a tu móvil (algo que tengo). Esto será válido por un plazo de 90 días. Después, tendrás que volver a introducir un nuevo código que recibirás por SMS para autenticarte.

¿Y qué son los TPPs?

Los Third Party Providers , mencionados al principio, son proveedores externos de servicios online que deberán estar autorizados por alguna autoridad de la Unión Europea y que van a poder agregar información financiera. Esto significa que si das tu permiso, podrás compartir tu información financiera de bancos o de empresas que permiten hacer pagos online y centralizarla en una sola plataforma, lo que te ayudará a que sea más fácil gestionar tus finanzas, al igual que puedes hacerlo con el Agregador Financiero de Openbank.

Para más información sobre cómo la normativa PSD2 te afecta como cliente de Openbank, entra en nuestra sección de “Seguridad” de la web.