Los planes de pensiones son productos a largo plazo que tienen como objetivo conseguir un ahorro para la jubilación. Tanto es así que, actualmente, solo se puede rescatar un plan de pensiones al jubilarse o en algunos supuestos especiales.

Siempre podrás recuperar el plan de pensiones al jubilarte, tanto si lo haces a la edad legal como si accedes a la jubilación anticipada o te prejubilas.

Además, existen una serie de casos en los que podrás recuperar el plan de pensiones antes de tiempo, es decir, podrás acceder a tus ahorros sin estar jubilado en diferentes supuestos, que desde el punto de vista técnico se denominan contingencias.

Rescatar el plan de pensiones por fallecimiento del partícipe

En caso de fallecimiento del partícipe del plan de pensiones, sus herederos o beneficiarios serán quienes cobren el plan de pensiones.

Y es que una de las ventajas de los planes de pensiones frente a otros productos para la jubilación, como los fondos de inversión, es que el partícipe puede designar a quien quiera como beneficiario en caso de que fallezca. Es decir, no tienen por qué ser los herederos legales quienes hereden el plan.

En ese caso se puede recuperar el dinero acumulado en el plan de pensiones sin tener que esperar a otros supuestos excepcionales de liquidez, como los que veremos a continuación.

La fiscalidad del rescate del plan de pensiones por fallecimiento del partícipe es la misma que se aplicaría en caso de recuperar el dinero en vida. Como se explica al final del artículo, el dinero del plan tributará en el IRPF dentro de la base general.

Rescatar el plan de pensiones por fallecimiento del beneficiario

El beneficiario de un plan de pensiones es quien tiene derecho a recibir las prestaciones del plan, haya sido o no partícipe. Lo más habitual es que ambos coincidan, pero ¿qué pasa cuando no es así?

En caso de que esto suceda, serán los beneficiarios quienes podrán rescatarlo o mantenerlo.

Rescate del plan de pensiones por invalidez

También se puede recuperar el plan de pensiones antes de tiempo en caso de Gran Invalidez, Invalidez Permanente Absoluta para todo trabajo o Invalidez Permanente Total para el trabajo habitual, del partícipe.

Para acreditar esta invalidez del partícipe del plan tendrás que contar con una resolución administrativa o judicial que avale tu estado.

Rescatar el plan de pensiones por dependencia

En casos de dependencia severa y gran dependencia, también se puede recuperar el plan de pensiones. Como en el caso anterior, es necesario un certificado o resolución judicial que acredite el grado de dependencia.

Supuestos excepcionales de liquidez

Además de estas contingencias, existen cuatro supuestos excepcionales de liquidez. Es decir, situaciones en las que podrás recuperar el plan de pensiones antes de jubilarte:

1.- Rescatar el plan de pensiones por desempleo

Quedarte en paro te permite recuperar tu plan de pensiones, aunque no de forma inmediata. Para poder acceder al dinero del plan de pensiones debes estar en paro de larga duración, tal y como lo define el artículo 9.3 del Real Decreto 304/2004.

Esto se traduce en tres puntos concretos:

  • Estar en situación legal de desempleo.
  • No recibir ningún tipo de prestación contributiva. En otras palabras, es necesario haber agotado la prestación por desempleo al uso o no tener derecho a ella en el momento de solicitar el rescate.
  • Estar inscrito como demandante de empleo.

Además, si eres tú quien deja voluntariamente la empresa, no podrás recuperar el plan de pensiones, aunque no cobres una prestación contributiva.

2.- Rescatar el plan de pensiones por enfermedad grave

En caso de enfermedad grave, podrás recuperar el dinero del plan de pensiones sin estar jubilado. En este sentido, se considera una enfermedad grave toda la que te incapacite para el desarrollo de la actividad profesional durante 3 meses y que requiera intervención clínica de cirugía mayor, o bien que sea una dolencia con secuelas que limiten tu actividad laboral habitual.

Para evitar confusiones, debe haber un certificado médico de la Seguridad Social que lo avale.

3.- Rescatar el plan de pensiones por el coronavirus

Con el estallido de la pandemia por coronavirus se ha abierto la posibilidad de rescatar el plan de pensiones sin estar jubilado en tres situaciones concretas:

  • Trabajadores acogidos a un ERTE.
  • Dueños de establecimientos no abiertos al público a causa de la pandemia.
  • Autónomos que hayan tenido que cerrar o dejar de trabajar.

En estos casos, la cantidad de dinero del plan que se puede rescatar es limitada. En otras palabras, sólo será posible acceder a una parte del dinero acumulado en el plan de pensiones. La cifra será siempre la menor entre los ingresos que has dejado de percibir o el resultado de multiplicar por 3 el IPREM mensual (1.613,52 €).

4.- Rescatar el plan de pensiones tras 10 años

Esta es una de las novedades sobre cuándo se puede rescatar el plan de pensiones, la cual se introdujo en 2015. Gracias a ella es posible recuperar el plan para la jubilación pasados 10 años desde la primera aportación.

Esta opción tiene dos límites. El primero es que no estará disponible hasta el año 2025. Al aprobarse en 2015, este plazo de 10 años para recuperar el plan de pensiones antes de jubilarse empieza a contar desde esa fecha.

El segundo es que no podrás recuperar todo el dinero del plan. Esta contingencia solamente es válida para las aportaciones con más de diez años. Para entenderlo mejor, en 2025 podrás recuperar el dinero que hubiese en el plan en 2015, no las aportaciones posteriores.

Cómo rescatar un plan de pensiones: formas para realizarlo

El momento del rescate del plan de pensiones no cambia la forma de hacerlo. Una de las particularidades de este producto es que se puede rescatar un plan de pensiones de distintas formas:

  • En forma de capital: cobrarás todo el dinero en una sola vez.
  • En forma de renta: cobrarás un dinero cada mes, trimestre, semestre... Tú eliges la periodicidad.
  • En forma mixta: una parte como capital y el resto como renta.

El modelo que elijas afectará a los impuestos que pagues por el plan de pensiones. Por eso mismo, es importante realizar cálculos y previsiones antes de optar por una u otra opción.