Reinvertir el dinero que todos los años ahorramos gracias a las aportaciones a planes de pensiones del año anterior, es una manera de generar un efecto multiplicador en el ahorro fiscal y potenciar el ahorro que, en el largo plazo, tiene efectos muy positivos.

Además, reinvertir la desgravación fiscal obtenida en un ejercicio fiscal está automáticamente generando una nueva desgravación en el siguiente ejercicio.

La reinversión del ahorro fiscal del plan de pensiones generado año a año facilita enormemente la consecución de nuestro objetivo de capital final acumulado para nuestra jubilación. De hecho, si no aprovecháramos el efecto del interés compuesto por la reinversión, el esfuerzo económico que tendríamos que hacer para conseguir el mismo capital, sería un 40 % superior. Así nos lo explica Inverco en la siguiente Infografía:
INV_064_SAM_Infograf-a-reinversi-n-anual-del-ahorro-fiscal-por-aportaci-n-a-un-plan-de-pensione...-1
Por lo tanto, el ahorro fiscal generado año a año, en forma de menor pago en la declaración de la renta o de mayor devolución, si se reinvierte en el propio o en otro plan hace que el importe acumulado en el momento de la jubilación sea un 40 % superior.

Una manera sencilla de hacerlo, que además ayudará a mantener una correcta planificación de nuestros ahorros, es realizar una aportación extraordinaria en el momento de realizar la declaración de la renta por valor del ahorro fiscal. De hecho, en algunos países, como Reino Unido, las desgravaciones no repercuten directamente en la cuenta del cliente sino que se reinvierten automáticamente en el plan.

En la inversión, la planificación y la constancia tienen premio y nada mejor que un famoso cuento popular, adaptado a las finanzas, para recordarnos esta gran verdad.

Todos los cuentos empiezan con había una vez…. Una hormiga preocupada por su futuro: soñaba con tener una familia, educar a sus hijos, viajar y tener una vejez tranquila. Por eso desde que ganó su propio dinero empezó a invertir de manera tenaz todo lo que lograba ahorrar.

Cuando su vecina la cigarra se enteró de que invertía se burló de ella porque afirmó que la cantidad era muy poca para ayudarle a cumplir sus sueños y qué mejor viviera el presente y gastara su dinero.

Al cabo de 20 años, el tiempo le dio la razón a nuestra amiga la hormiga. Con lo que había acumulado de rendimiento, la hormiga logró comprar su casa y realizar su sueño de tener una vejez tranquila. La cigarra no entendía cómo, a pesar de que ambas tenían un sueldo parecido, ella nunca pudo comprar su casa y todavía tenía que alquilar un lugar para vivir. La hormiga le explicó que todo se debía a su previsión a la hora de invertir y a la rentabilidad anual que le dejó todo este tiempo.

La mejor estrategia de inversión es aquella que somos capaces de cumplir y llevar a cabo. De nada sirve una estrategia elaborada y compleja si cuando llegan momentos complicados en los mercados la abandonamos. La inversión en planes de pensiones suele ser una inversión a largo plazo y menos volátil, con lo que resulta más fácil de mantener. Cuando realizamos una aportación periódica a un plan de pensiones conseguimos una diversificación en el tiempo de nuestra inversión, independientemente del ruido del mercado, además de la GRAN VENTAJA de reducir nuestra base imponible.

Las aportaciones que se realicen a un plan de pensiones durante el año se desgravarán de la base imponible del IRPF hasta la menor de las siguientes cantidades: 8.000 €, o bien hasta el 30 % de sus rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.

En el siguiente ejemplo te mostramos cuánto puedes ahorrar por cada 1.000 € aportados a su plan de pensiones, este ahorro dependerá de su tipo marginal.

INV_064_SAM_Gr-fico-Ahorro-Fiscal

Empezar a ahorrar cuanto antes es la mejor estrategia para disfrutar de una buena pensión, y los planes de pensiones permiten la creación de un capital a largo plazo gracias al efecto de la capitalización, por el cual la rentabilidad que obtienen los activos en los que invierte el plan se reinvierte en el propio plan y multiplica el capital invertido con el paso del tiempo.

Con esta disciplina, se contribuye de forma muy positiva a la planificación de la futura jubilación.

Por eso no seas cigarra y aprende de la hormiga, quien gracias a su previsión, invirtiendo de forma constante y automática, evitó dejarse llevar por las emociones y mantener su plan de ahorro periódico para lograr alcanzar sus objetivos.

Consulta los dos supuestos de Inverco sobre los beneficios generados por la reinversión del ahorro fiscal del plan de pensiones.


La información y opiniones de la presente comunicación tienen carácter informativo y publicitario sin intención de influir en cualquier decisión comercial y no representan una recomendación personalizada de inversión ni de asesoramiento, dado que no se ha tenido en cuenta la situación financiera, los objetivos de inversión u otras necesidades personales de ningún inversor en particular y no constituyen ni pueden interpretarse como una oferta, invitación o incitación para la venta, compra o suscripción de valores, productos o servicios financieros, ni su contenido constituirá base de ningún contrato, compromiso o decisión de cualquier tipo. Su finalidad es mantener informados a los clientes de Open Bank, S.A. sobre noticias o información correspondiente a los mercados financieros y por tanto los destinatarios de la presente comunicación deben consultar con sus propios asesores legales, fiscales o de cualquier otro tipo sobre las implicaciones de invertir en cualquiera de los productos o activos, que en su caso, se mencionen en la comunicación.