En Openbank no solo queremos optimizar tus gestiones bancarias, también buscamos tener el menor impacto en el medioambiente. Por eso, tratamos de implementar la concienciación de manera interna y poner nuestro granito de arena por un mundo más sostenible.

Pero, ¿tenemos en Openbank más que fondos verdes?

Cuidamos cada detalle para contribuir al cuidado del planeta. Por eso, Openbank y sus empleados trabajan en equipo con un mismo objetivo: conseguir que las oficinas sean un espacio cada vez más sostenible a través de pequeñas medidas en el día a día.

  • Cada cosa en su sitio. Con las papeleras diseñadas para el reciclaje que tenemos en la oficina, todos los residuos que se generan pueden ser reciclados y tener una segunda vida.
  • El café, mejor en taza. Se han retirado los vasos de plástico de un solo uso, que supondrían generar una gran cantidad de residuos diarios de este material tan contaminante. ¡Ahora tenemos tazas que podemos usar una y otra vez!
  • Muévete Green. Promovemos la movilidad sostenible y contamos con un parking de bicicletas en nuestras oficinas para que todos los trabajadores puedan venir cuidando su salud y la del planeta.
  • Más claro, agua. Todos los trabajadores cuentan con una botella de cristal que pueden rellenar en las fuentes de agua de la oficina. Así evitamos utilizar botellas de un único uso y, en caso de necesitarlas, las que hay disponibles en la máquina son de cartón y reciclables.
  • Nuestra oficina es paperless. Openbank es un banco 100 % digital por fuera, ¡y también por dentro! Nuestro trabajo se realiza de manera online y reduciendo al máximo el uso de papel.
  • Damos luz sostenible a nuestras ideas. La iluminación de la oficina proviene de energías renovables y, además, las luces son automáticas. Se encienden y apagan ellas solas, para ahorrar cuando una sala está vacía.
  • No trabajamos solos. La cafetería DO EAT de nuestras oficinas también utiliza servilletas y plástico de material reciclado y biodegradable aportando su granito de arena.

Fuera de la oficina también pensamos en verde

Este compromiso se traslada también a nuestros empleados y se demuestra con la creación del Social Impact Club, un grupo interno que busca trabajar de una forma más ecológica y desarrolla iniciativas para promover la participación del resto de compañeros en actividades de ayuda al medioambiente.

La más reciente es la Semana #BeGreenWeek, una semana organizada por ellos y llena de actividades para aprender la importancia del desarrollo sostenible en distintos ámbitos de la vida. Entre otras acciones, durante estas jornadas, varios empleados voluntarios acudieron a las Lagunas de la Horna en Getafe, donde recogieron más de 80 kg de residuos para ayudar a la conservación de las especies acuáticas de la zona.

Además, a través de esta bonita iniciativa se construyeron 7 nidos de golondrinas, una especie muy beneficiosa que podría desaparecer en los próximos 100 años si no tomamos medidas. Gracias a estos nidos, facilitamos el establecimiento de una pareja y su reproducción, y evitamos el declive de su población.

Y como una imagen vale más que mil palabras, te dejamos un video resumen de esta jornada en la que disfrutamos de la naturaleza, mientras la cuidábamos.