Si estás pagando una hipoteca seguro que te has planteado si con el euríbor en mínimos en noviembre de 2019 con -0.272%, te interesa hacer amortizaciones parciales o invertir en algún producto para aumentar tus ahorros. No hay una respuesta que resuelva esta duda, porque para saber si es mejor amortizar la hipoteca o invertir, debes tomar en consideración diferentes aspectos.

Amortizar si desgravas en el IRPF

Desgravar la hipoteca es una posibilidad que solo es posible para quienes firmaron la hipoteca antes del 1 de enero de 2013, porque a partir de esa fecha se suprimió la desgravación fiscal por adquisición de vivienda habitual. En este caso, si tienes dinero ahorrado, podrías amortizar para aprovechar la deducción fiscal del 15 %. Para sacar el máximo partido a la desgravación conviene alcanzar la cantidad máxima que se puede deducir: 9.040€ para que la deducción, por este concepto, llegue a 1.356€.

Si no tienes la posibilidad de desgravar el dinero que inviertes en la hipoteca, puedes aprovechar que el euríbor está en mínimos para reducir la deuda, así cuando vuelva a estar en positivo y se incremente la cuota hipotecaria, habrás reducido el capital pendiente. Puede que te interese amortizar, sobre todo, si estás en los primeros años de la hipoteca porque es cuando más intereses se pagan. En este caso debes calcular si el ahorro conseguido compensa el gasto que tiene la amortización anticipada porque, aunque la ley hipotecaria ha rebajado las comisiones, en los primeros años son más altas. También debes comprobar las condiciones de tu préstamo ya que algunas hipotecas no cobran comisiones por amortización anticipada.

¿Debería empezar a invertir?

Depósitos

Con los tipos de interés tan bajos, la rentabilidad que se puede conseguir con un depósito también es mínima ya que su rentabilidad está en torno al 1%, y suele ser algo mayor cuanto más tiempo mantengas la inversión. Lo que debe uno plantearse es si es más rentable invertir en un depósito o amortizar parte de la hipoteca. Habrá que mirar si el retorno que puedas conseguir con el depósito es mayor que el interés que tienes que pagar por la hipoteca. Por ejemplo, si el interés que pagas por la hipoteca es del 1% y con un depósito la rentabilidad es del 1,20%, te interesa invertir en un depósito.

Fondos de inversión y otras alternativas

En estos momentos, si dudas entre invertir o amortizar la hipoteca y te decides por la primera opción, has de saber que invertir en un depósito o dejarlo en una cuenta remunerada te daría una rentabilidad baja pero segura, sin embargo, podrías conseguir una mayor rentabilidad, si inviertes en fondos de inversión o con un Roboadvisor, por ejemplo. No obstante, debes tener en cuenta que esta inversión tiene un riesgo mayor, ya que la rentabilidad no está garantizada y puedes perder el capital invertido.

Como la oferta de fondos de inversión es amplia (en Openbank contamos con más de 1.500 fondos, de más de 60 gestoras distintas. Puedes consultar el Documento de Datos Fundamentales de cada fondo en openbank.es y cnmv.es) tienes más posibilidades de elegir un producto que potencialmente pueda alcanzar una rentabilidad mayor de la que puedes conseguir con un depósito y además conseguirás una mayor diversificación de tu dinero, porque los fondos invierten en una gran variedad de activos y mercados, lo que hace que se reduzca el riesgo global de la inversión Como en toda inversión en los mercados, las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras por lo que debes conocer, investigar y comparar bien antes de elegir.

Así, la decisión de amortizar la hipoteca o invertir con un euríbor en negativo depende no solo del interés que pagas por la hipoteca o la rentabilidad que puedas conseguir con el producto de inversión, influye también el plazo de tiempo que mantendrás la inversión y el riesgo que estés dispuesto a asumir.

Publicidad