Juan Carlos Martos es celador en el Hospital San Pedro de Alcántara y además, tenor. Gracias a Openbank pudo cumplir su sueño y unir sus dos pasiones: cuidar a los demás y la música.

Desde el principio todo fue muy confuso. Cada mañana, cada tarde o cada noche, cuando iba a trabajar, pensaba lo mismo: "Esto no puede estar pasando". Las calles estaban vacías, solo se veían militares o policías con la misma cara de frustración. Y aun así, uno tenía que ir al hospital, a luchar contra una especie de sombra invisible que podía estar en cualquier parte. Teníamos muchísimo trabajo y muy poco material. Cada vez llegaban más noticias de compañeros enfermos y la situación era casi de película. Como una guerra en la que se luchaba con mascarillas y guantes, pero en la que había que estar al pie del cañón.

Todos sentíamos lo mismo y un día decidí empezar a cantar para mis compañeros. Para transformar todo ese dolor en música. Siempre he pensado que la música puede expresar nuestros sentimientos, sin necesidad de explicar nada. La música tiene algo del propio ser humano que es intrínseco a él.

Durante la grabación de un reportaje de Antena 3 sobre la situación de los sanitarios frente al COVID-19, un médico de mi hospital, el doctor Antonio Barrera, contó a los periodistas que yo les animaba cantando. Por eso elegí un tema en concreto que habla de vencer. Eso era lo que necesitábamos entonces y lo que seguimos necesitando ahora. La lucha invisible continúa.

Poco después, Openbank me propuso grabar este homenaje. Me lo pensé mucho. No quería abanderar nada ni representar a nadie, pero al final, fueron mis propios compañeros los que me convencieron. La música ganó.

Pusieron a mi disposición unos medios increíbles que incluso me asustaron, ¡nunca había hecho algo parecido! Pero gracias a su profesionalidad y paciencia, el sueño de cantar "Venceré" de Turandot desde el hospital se hizo realidad y pudo verlo toda España.

Lo importante no soy yo, es el ánimo y el reconocimiento para todos los que han luchado en esta pandemia en primer plano. Desde sanitarios, policías, cuidadores, ejército y tantos otros, hasta la población en general y su ejemplar comportamiento.

Por mi parte, volveré a cantar por los que se han ido, por los que han sufrido y porque sin duda, venceremos.