Los tipos de amenazas online a la seguridad de tus datos bancarios no dejan de crecer. El carding es una de las últimas en surgir y tiene como objetivo conseguir los datos de tu tarjeta de crédito.

El carding es una forma de estafa online a través de la cual los delincuentes acceden a tus tarjetas bancarias para realizar pequeñas compras con ellas. Así es como evitan que detectes que se está realizando un uso fraudulento de tu tarjeta o, por lo menos, que tardes más en darte cuenta.

¿Cómo funciona el carding?

La estafa del carding funciona en dos fases:

  • La primera es cuando los ciberdelincuentes se hacen con los datos de tu tarjeta. Para conseguirlos pueden usar métodos como el phishing o clonar directamente la tarjeta o los números de la misma. También se usan otros métodos aleatorios, como el hacking o cracking, que usan un software específico que genera algoritmos para obtener números de tarjetas y sus códigos de seguridad.

  • Una vez cuentan con los datos, se dedican a realizar pequeñas compras en comercios, establecimientos de comida rápida, de productos de belleza. La mayoría de estas compras suelen ser online y/o telefónicas.

Se trata de compras por importes pequeños, que no superan los 80 € o 90 €, pero que se realizan de forma secuencial. Hay incluso quienes contratan suscripciones a canales de streaming y similares. El objetivo es que estos pagos pasen desapercibidos para el usuario durante el mayor tiempo posible.

Venta de datos a través de internet

Estas comunidades de ciberdelincuentes se organizan en grupos denominados BIN y sus miembros son “bineros”.

Este nombre se debe a que el BIN (Bank Identification Number, que son los seis primeros dígitos de la tarjeta bancaria) sirve para identificar el banco y el tipo de tarjeta, y es lo que los bineros usan para generar de forma aleatoria códigos y números.

Estos grupos se dedican a explotar debilidades, hacerse con números de tarjetas e incluso venderlos después a terceros.

¿Cómo protegerte ante el carding con Openbank?

Si no quieres caer en las redes de estas comunidades de carding, existen una serie de consejos básicos de seguridad al usar tu tarjeta de crédito. Estos son los más importantes:

  • Utilizar redes seguras a la hora de realizar pagos o gestiones bancarias.
  • No compartir información de tus tarjetas o cuentas bancarias.
  • No hacer caso a los mensajes de spam o correos electrónicos de remitentes desconocidos.
  • Evitar proporcionar datos bancarios por teléfono, especialmente ante llamadas entrantes.
  • Contar con programas antiespía actualizados.
  • Revisar periódicamente los cargos realizados a tu tarjeta.

Con Openbank puedes mejorar estos niveles de seguridad gracias a las herramientas de control de tu tarjeta. Con ellas podrás activar y desactivar tus tarjetas según:

  • Donde te encuentres.
  • El tipo de operación o compra que vayas a realizar.

Además, a través de la App Openbank podrás establecer alertas para que te avisen si hay algún gasto sospechoso o que supere ciertas cantidades.

A esto se suma que las tarjetas de Openbank cuentan con un sistema de compra segura con confirmación de pagos mediante SMS.

Por último, si has sido víctima de un ataque de carding o tienes sospechas, no dudes en contactar con nosotros y te ayudaremos.

Publicidad