La Navidad está a la vuelta de la esquina y con su llegada se da el pistoletazo de salida a la carrera para hacerse con el regalo perfecto y, si es posible, al mejor precio. En muchos casos, el ansiado regalo se traduce en un dispositivo tecnológico o, en general, en compras a través de internet. Uno de los mejores días del calendario para adquirirlos es sin duda el Cyber Monday.

El origen de este día se remonta al 2005, cuando en EE.UU. varias empresas decidieron realizar descuentos en sus productos para fomentar las compras online. Año tras año, esta fecha ha ido cobrando importancia y tras el Black Friday, el viernes siguiente al día de Acción de Gracias y justo antes del Cyber Monday, muchas personas aprovechan para hacer sus compras en internet y adelantar trabajo a los Reyes Magos. Sin embargo, conviene mantener la cabeza fría para no arruinarse.

Uno de los consejos más repetidos por los expertos es planificar las compras y tener claro los productos que se quieren adquirir. Una vez se tenga claro, si el bien que se desea comprar está a la venta en varias páginas, es recomendable comparar el precio del mismo y tener en cuenta además los gastos de envío. Si, por el contrario, solo se encuentra en una web, tener preparada la cesta de la compra puede ayudar a evitar que el producto se acabe y a adquirir otros productos innecesarios, pero que cuentan con un descuento sugerente que invita a comprarlos.

Planificación financiera

Igual o mayor importancia tiene la planificación puramente financiera. Si el importe de la compra va a ser alto, es recomendable conocer las ventajas que ofrece la entidad bancaria respecto a los pagos aplazados y la financiación e intentar no quedarse nunca en números rojos. Y, por supuesto, estar atentos también a los descuentos directos o en forma de bonificación que algunos bancos ofrecen para comprar en determinados comercios online.

Además, algunas entidades disponen de funcionalidades que permiten llevar un mejor control de las operaciones. Por ejemplo, los agregadores financieros que facilitan monitorizar todos los movimientos de las cuentas, aunque estos se hagan a través de tarjetas de diferentes entidades, o los categorizadores de gastos, que entre otros aspectos, agrupan los gastos por partidas y permiten hacer comparaciones con lo que se gastó el año anterior.

Compras online seguras

Por último, la seguridad es otra de las claves para las compras online ante un hipotético hackeo - no sólo durante el Cyber Monday - y las entidades también pueden ser aliadas en este sentido. Algunos bancos disponen de control de tarjetas. Aunque no solo sirven para el comercio electrónico, una de sus funciones es limitar las páginas en las que se puede realizar compras. De esta forma, se impide que se hagan cargos a la tarjeta en páginas no autorizadas. También se puede ‘apagar’ la tarjeta, es decir, que no esté en funcionamiento temporalmente, y que no se pueda comprar a través de ella hasta que no se vuelva a ‘encender’.

Asimismo, hay bancos que permiten personalizar la seguridad. Es decir, que además del código de confirmación por SMS, es posible añadir una clave de firma, por ejemplo a partir de cierto importe, y modificar estos parámetros cuando se considere necesario.

En resumen, como en cualquier otro día del año, en el Cyber Monday tus compras deberían cumplir con las 3B (bueno, bonito y barato) y, además ser seguras en el sentido más amplio de la palabra.

Publicidad