Aunque es necesario considerar en qué condiciones se puede hacer, sí puedes rechazar cargos que ya te han pasado por el banco. Te contamos cómo.

Domiciliación de pagos y devolución de recibos

La domiciliación es una de las vías más cómodas y flexibles para afrontar pagos, sobre todo si se producen de manera periódica. Sin embargo, puede darse el caso de un cargo en cuenta que no se corresponda con la realidad. Es decir, que una empresa pueda pasar un recibo con el que no estés de acuerdo o que pueda llegar a pasar recibos de servicios que ya has dado de baja.

Si has recibido un cargo en tu cuenta y quieres devolver el recibo, tienes todo el derecho a hacerlo. Para evitar problemas, te contamos cómo realizar esta acción y cuál es el plazo establecido para ello.

¿En qué casos puedes devolver un recibo?

La forma de pago determina los recibos que pueden devolverse. En principio, no puedes reclamar un pago que hayas hecho con tarjeta, salvo que se trate de una operación fraudulenta. En cambio, sí puedes devolver un recibo domiciliado.

Según el Banco de España, para devolver un recibo autorizado deben darse dos requisitos.

  • Que en el momento de autorizarlo no se especificase el importe que se iba a cargar inicialmente”.1
  • “Que, tras pagar recibos de cuantía similar, se te gire uno cuyo importe exceda bastante2 de los pagados anteriormente”.3

Se podrá acordar entre el banco y el cliente, en el caso de adeudos domiciliados, el derecho a devolución aun cuando no se cumplan los requisitos anteriores.

Desde el Banco de España lo resumen con el siguiente ejemplo. “Si domicilias el recibo de un seguro con una prima anual de 500€, importe que se especifica en la póliza en el momento de la contratación, y al año siguiente te cargan 510 €, el recibo no podría ser devuelto. Si ese mismo seguro se contrata sin especificar un importe para la prima y un año te cargan 500 €, y al año siguiente 800 €, podrás devolver el recibo en el plazo de ocho semanas”.4

¿Cuál es el plazo para devolver un recibo?

El plazo para la devolución de recibos depende de tipo de cargo que se haya pasado a la cuenta corriente, según explican desde el Banco de España.

Si se trata de un cargo autorizado, el plazo para devolver el recibo es de ocho semanas contadas desde la fecha en que se efectuó el cargo. Por el contrario, cuando no está autorizado, se deberá devolver en cuanto tenga conocimiento del cargo, ampliándose el tiempo para rechazar el recibo hasta los 13 meses desde la fecha en la que se efectuó el cargo. En este último caso, cuando el cliente no sea consumidor se podrá pactar un plazo inferior.

A partir de la reclamación de devolución de un cargo autorizado, desde tu banco disponen de 10 días hábiles para responder y devolverte el importe íntegro o, bien, justificar su rechazo. En caso de denegar la devolución, tu banco te explicaría los procedimientos de reclamación, judiciales y extrajudiciales, que puedes seguir para continuar la reclamación.

¿Cómo devolver un recibo cargado en tu cuenta?

¿Es complicado devolver un recibo? Depende de tu entidad financiera. Con Openbank es tan sencillo como acceder desde el Área Clientes de la web o app a la sección “Gestión de Recibos y Domiciliaciones”, en la que podrás domiciliar tus recibos con solo una foto, devolverlos con un solo clic, cancelar domiciliaciones o anular próximos pagos, entre otras cosas. ¡Así de fácil!

Conoce cómo puedes gestionar tus recibos y domiciliaciones en Openbank.

Publicidad


1Fuente: Banco de España
2No se podrán alegar motivos relacionados con el cambio de divisa cuando dicho cambio se hubiese pactado.
3Fuente: Banco de España
4Fuente: Banco de España