Existe una tendencia a hablar indistintamente de crédito y préstamo cuando necesitamos financiación como si fueran sinónimos, pero, ¿qué diferencias hay entre un c´redito y un préstamo?

Lo cierto es que son productos diferentes. En el préstamo, el banco entrega una cantidad de dinero fija al cliente que debe devolver con intereses, mientras que en el crédito, se pone a disposición del cliente una cantidad de dinero, que se va concediendo según las necesidades del cliente, durante un periodo de tiempo.

Características de un préstamo

Las características que definen al préstamo se resumen en:

La entrega de una cantidad fija de dinero de una vez, generalmente para la compra de un bien o servicio, como puede ser la compra de un coche o para financiar los estudios de un máster, por ejemplo.
La devolución de la cantidad entregada más los intereses se tiene que realizar en un plazo determinado.
La amortización del préstamo se realiza a través de cuotas que generalmente suelen ser mensuales. Durante el plazo fijado previamente. Una vez devuelto el dinero, no se puede disponer de más dinero si no se firma un nuevo préstamo.
Los intereses del préstamo se calculan sobre la cantidad total de dinero prestada.

Características de un crédito

Un crédito o línea de crédito se caracteriza por:

No se entrega todo el dinero al inicio de la operación, sino que se puede ir disponiendo poco a poco, según las necesidades de capital que tiene el cliente.
• Aunque existe una cantidad fijada, en el crédito no es obligatorio utilizar todo el dinero. El cliente puede utilizar solo una parte o incluso nada si no tiene necesidad.
Los intereses se pagan sobre la parte del capital utilizado y conforme se va devolviendo el crédito se puede disponer de más dinero, siempre que no se supere el límite fijado. No obstante, es posible que algún banco cobre una comisión mínima por el saldo del crédito no dispuesto.
• La línea de crédito se suele renovar cada año para que el cliente pueda disponer de dinero.
El crédito se usa para cubrir gastos excepcionales para los que no se dispone de liquidez.

Diferencias entre crédito y préstamo

Veamos ahora cuáles son las diferencias entre crédito y préstamo. En primer lugar, la finalidad para la que se utilizan es distinta. El crédito es más utilizado por empresas y autónomos para cubrir la falta de liquidez en momentos concretos pero también lo utilizan los particulares, mientras que el préstamo se usa para financiar compras que requieren un gran capital.

En segundo lugar, se diferencian porque el crédito es un producto más flexible ya que es el cliente el que decide la cantidad que necesita, dentro del límite fijado, y cuándo devolverla, mientras que en el préstamo se dispone de una cantidad fija, que no se puede ampliar, y a devolver en un plazo de tiempo determinado, salvo que se firme otro préstamo.

Por último, los intereses también son distintos. En el crédito suelen ser más elevados que en el préstamo, pero tiene la ventaja de que solo se pagan intereses por la cantidad de dinero utilizada, no por la totalidad como ocurre con el préstamo.

Por tanto, la elección de una u otra vía de financiación dependen mucho de para qué se necesita el dinero y del coste, por eso es conveniente hacer cálculos para saber cuándo te interesa pedir un préstamo o un crédito.