¿Eres de esas personas que piensan que un mundo mejor es posible? ¿Crees que tus decisiones de compra o de inversión pueden tener un impacto positivo en el medio ambiente y en la sociedad? Si tu respuesta es afirmativa, te interesa saber qué son las finanzas sostenibles.

Las finanzas sostenibles son una tendencia que no ha dejado de crecer en los últimos años y suponen un cambio de enfoque en la forma de utilizar el dinero e invertirlo. Consisten en incluir factores sociales, éticos y medioambientales en la toma de decisiones financieras.

Las finanzas sostenibles van más allá de criterios puramente financieros al consumir e invertir. En otras palabras, no guiarse exclusivamente en el precio a la hora de comprar ni en los beneficios y ratios financieros al invertir en empresas.

ESG, los criterios de las inversiones sostenibles

Las inversiones sostenibles se basan en criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo, o ESG por sus siglas en inglés1. Estos tres parámetros se usan para medir el desempeño de las empresas y establecer cuáles funcionan de acuerdo a estas directrices.

Cada criterio valora diferentes aspectos de la gestión empresarial2.

  • Criterios ambientales. Miden cuestiones como el uso de energías renovables, las emisiones de CO2 o la contaminación que genera, tanto de forma directa como indirecta. De hecho, en este punto se tiene en cuenta toda su cadena de suministro, que incluye lo ambientales que son sus proveedores.
  • Criterios sociales. Se refieren al impacto social de la empresa en su entorno y con sus empleados. Aquí se valoran cuestiones como el respeto a los derechos humanos (sobre todo en su cadena de producción y suministro), medidas de conciliación laboral, igualdad de género, colaboración en proyectos educativos y culturales, etc.
  • Criterios de gobierno corporativo. Son los más complicados de introducir en términos de consumo, aunque no tanto de inversión. Valoran cuestiones como la transparencia, cuáles son los órganos de gobierno de la empresa o cómo rinden cuentas ante los accionistas.

Las inversiones sostenibles buscan empresas que se rijan por estos criterios y lo hacen desde tres prismas diferentes, según el Instituto de Finanzas Internacionales3:

  • Inversiones de exclusión, que evitan invertir en empresas o países no sostenibles.
  • Inversiones de inclusión, que invierten en empresas o países que mejor desempeño tienen en los índices de sostenibilidad.
  • Inversiones de impacto, que buscan generar un impacto positivo en la sociedad o el medioambiente más allá de, por ejemplo, limitar los niveles de emisiones propios.

De las tres modalidades, las inversiones de impacto son las que más han crecido. Según los datos del informe Inversión de impacto: Capitalismo y Sostenibilidad elaborado por PwC4, entre 2018 y 2019 su mercado creció un 37,5 %, duplicando el crecimiento anual medio que venía registrando desde 2015.

Fija tus propios criterios de sostenibilidad para tu economía

¿Qué puedes hacer tú para sumarte a este movimiento? Puedes empezar por tomar estos criterios como fórmula para guiar tus decisiones de compra e inversión.

A la hora de comprar y consumir, opta por premiar a empresas respetuosas con el medioambiente, que desarrollen proyectos sociales o que tengan un impacto en tu comunidad. Un ejemplo son las compras de proximidad en cuanto al establecimiento y el de marcas con unos estándares ESG en cuanto al producto concreto.

A la hora de invertir, puedes guiar tus inversiones según esos mismos criterios. De hecho, proveedores de servicios como Morningstar ya incluyen un ranking de sostenibilidad a la hora de analizar fondos de inversión.

En Openbank encontrarás una selección de fondos ESG que utilizan criterios de sostenibilidad en su gestión y toma de decisiones.

Hay un concepto más relacionado con la sostenibilidad que puedes aplicar a tus finanzas personales que no tiene que ver con el medioambiente. Es intentar crear un sistema sostenible para tu dinero, es decir, consumir menos recursos de los que generas. Algo tan simple como gastar menos de lo que ingresas y hacer un uso inteligente de la deuda, como por ejemplo financiar compras cuando tenga sentido, puede marcar la diferencia para tu dinero.

Finanzas sostenibles con Openbank

En Openbank tenemos clara la importancia de incluir los criterios ESG en las inversiones. Además de la selección de fondos ESG que tienes a tu disposición, buscamos una inversión responsable de tu dinero.

Nuestro servicio inversión automatizada Roboadvisor prioriza la inversión en fondos ESG. Por ejemplo, la estrategia Dubai (nuestras estrategia más agresiva), tiene un 77,8 % invertido en fondos ESG.

Tus pequeñas decisiones pueden hacer un mundo mejor, ¿empezamos hoy?


Publicado el 28 de junio de 2022

1 y 2Criterios ASG y ESG: qué son, significado, indicadores y principios
3The Case for Simplifying Sustainable Investment Terminology
4Inversión de Impacto: Capitalismo y Sostenibilidad

Recuerda que toda inversión conlleva riesgos, incluido ausencia de rentabilidad, pérdida del capital invertido y/o el riesgo de tipo de cambio para las productos denominados en divisa distinta del €.

Este artículo ha sido redactado sin ánimo de exhaustividad y con efectos meramente informativos, sin que el mismo suponga ningún tipo de asesoramiento o recomendación por parte de Open Bank, S.A. Open Bank, S.A. declina cualquier responsabilidad por la emisión del presente artículo.

Publicidad