El año ha comenzado con rentabilidades positivas en nuestras estrategias, que nos permiten reducir las pérdidas sufridas durante varios meses del pasado año. Y aunque sin duda es una buena noticia, también es importante ser prudentes y tener presente las bases que creemos que marcarán la primera mitad de este 2023:

  1. Se reduce la inflación. Especialmente en EE. UU., pero sigue quedando por encima de los objetivos de los bancos centrales (4 % vs. 2 %).

  2. Políticas monetarias menos agresivas. De nuevo, especialmente en EE. UU., aunque manteniendo los tipos de interés altos.

  3. Crecimiento económico débil (seguimos viendo una leve recesión) frente al escenario que el mercado plantea actualmente, con un crecimiento mayor evitando la entrada en recesión: parece que los inversores no tienen en cuenta los impactos negativos sobre los beneficios de las empresas debido al ciclo de subidas de tipos.

A raíz de estas tres claves, y de que un inicio de año tan positivo en casi todas las clases de activos parece más el efecto de deshacer posiciones muy negativas que de un valor real, seguimos manteniendo un posicionamiento prudente, esperando a mejores oportunidades para incrementar riesgo (probablemente hacia mitad de año). Pero con ese posicionamiento prudente, estamos en condiciones de aprovechar las recuperaciones que hemos visto en enero y que veremos seguramente en activos de riesgo bajo y moderado en las siguientes semanas.

En línea con esto, preferimos activos de renta fija (con cupones y rendimientos atractivos) frente a una renta variable que actualmente no ofrece una prima de riesgo suficientemente atractiva. Nos decantamos por bonos de empresas y de países emergentes en lugar de bonos de gobiernos europeos, estadounidense y chino. Así como acciones de China, Reino Unido y estrategias de mínima varianza en vez de acciones europeas y norteamericanas.

Además, vemos cómo la volatilidad general de los mercados financieros sigue alta, igual que la capacidad de sorpresa y agitación (un buen ejemplo es el inesperado dato de un rebote en la inflación en España que conocimos el pasado lunes). Sin embargo, estamos convencidos de que está cada vez más cerca el momento de estabilidad previo a una recuperación sostenida. Así estamos gestionando nuestras estrategias y así queremos reconstruir las carteras de nuestros clientes.

Seguiremos informándote de los principales cambios que se produzcan en los mercados y cómo influyen sobre las decisiones de nuestro Comité de Inversiones.

Muchas gracias por tu confianza.


Toda inversión conlleva riesgos, incluido ausencia de rentabilidad y/o pérdida del principal invertido. Rentabilidades pasadas no son un dato fiable de rentabilidades futuras.

La información no tiene intención de influir en cualquier decisión comercial y no representan una recomendación personalizada de inversión ni de asesoramiento, dado que no se ha tenido en cuenta la situación financiera, los objetivos de inversión u otras necesidades personales de ningún inversor en particular y no constituyen ni pueden interpretarse como una oferta, invitación o incitación para la venta, compra o suscripción de valores, productos o servicios financieros, ni su contenido constituirá base de ningún contrato, compromiso o decisión de cualquier tipo. Su finalidad es mantener informados a los clientes de Open Bank, S.A. sobre noticias o información correspondiente a los mercados financieros y por tanto los destinatarios de la presente comunicación deben consultar con sus propios asesores legales, fiscales o de cualquier otro tipo sobre las implicaciones de invertir en cualquiera de los productos o activos, que, en su caso, se mencionen en la comunicación.

La información incluida en esta comunicación ha sido elaborada por el Comité de inversiones de Openbank, basándose, en algunos casos, en la información proporcionada por BlackRock® y Santander Asset Management, SGIIC, S.A., como parte de los servicios que BlackRock® presta al Comité de inversiones de Openbank. Santander Asset Management, SGIIC, S.A. y BlackRock® no se responsabilizan, ni garantizan el uso de estos datos por parte del Comité de inversiones de Openbank. Asimismo, la información puede proceder de fuentes públicas como privadas consideradas fiables, pero esto no supone una declaración o garantía explícita o implícita de su exactitud o integridad por lo que Open Bank, S.A. no acepta ninguna responsabilidad derivada del uso de la información contenida en este documento, el cual se dirige únicamente a los receptores previstos y no podrá ser reproducido, distribuido ni publicado por su receptor para ningún propósito. Open Bank, S.A. podría facilitar actualizaciones sobre esta comunicación, pero en ningún caso está obligado a hacerlo por lo que ninguna persona que tenga conocimiento de la información contenida en esta documentación puede considerarla como definitiva, dado que tiene vigencia solo para la fecha de la misma y podría estar sujeta a cambios, aclaraciones o sustituciones. Las decisiones que los clientes adopten en base a esta información y los resultados de las inversiones realizadas no serán responsabilidad de Open Bank, S.A. Asimismo, Open Bank, S.A. tampoco será responsable, en ningún caso, por las pérdidas, daños, sanciones o cualquier otro perjuicio que pudiera derivarse, directa o indirectamente, del uso de la información de la presente comunicación o de su contenido por inversores en Estados Unidos de América, Reino Unido, Japón y Canadá.

Las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. Nada de lo aquí contenido constituye una representación o garantía en cuanto a rendimientos futuros. Toda inversión en los mercados financieros lleva un riesgo asociado que debe ser valorado antes de realizar cualquier inversión. Entre los riesgos, cabe mencionar, a título enunciativo, pero no limitativo, riesgo de mercado, de crédito, de emisor y contrapartida, de cambio, de moneda por fluctuaciones de valor e incluso la pérdida del capital invertido. En el caso de que la información relativa a un producto, activo, servicio de inversión o índice financiero se indique en una divisa diferente a la del inversor, se advierte que podrían producirse posibles incrementos o disminuciones del rendimiento en función de cualquier fluctuación en el tipo de cambio que pudiera producirse.

Si necesitas contactar con Openbank envía tu consulta a ayuda@openbank.es.

Publicidad