En la economía intervienen muchos actores, como los gobiernos de los países o los organismos reguladores o supervisores de la actividad. Uno de estos organismos son los bancos centrales, que tienen un papel fundamental para el buen desempeño de la economía.

¿Qué son los bancos centrales?

Los bancos centrales son instituciones públicas que gestionan la moneda de un país o grupo de países y controlan la oferta monetaria, es decir, la cantidad de dinero que está en circulación, según la propia definición del Banco Central Europeo (BCE)1.

Aunque más adelante profundizaremos en cuáles son sus funciones o sus mandatos exactamente, que varían en función del banco central en cuestión, es importante resaltar antes que nada que los bancos centrales no actúan como una entidad financiera al uso y que no entran en contacto con clientes particulares. Es decir, en los bancos centrales no es posible que un ciudadano se abra una cuenta corriente o pida una hipoteca.

Por el contrario, los bancos centrales sí actúan como un banco para los bancos comerciales en caso de que necesiten liquidez para realizar algunas operaciones, “pueden acudir al banco central para pedir prestado, generalmente para cubrir necesidades a muy corto plazo”, tal como explica el propio BCE en su web1. De esta manera, se aseguran que el dinero en circulación llega hasta la economía real. Asimismo, se encargan de la fijación de los tipos de interés (coste del dinero), que influyen en los intereses que los bancos comerciales repercuten a sus clientes cuando solicitan un préstamo, por ejemplo.

Además, la mayor parte de los bancos centrales también emiten monedas o billetes y garantizan que los sistemas de pago para los bancos y los instrumentos financieros negociados funcionen correctamente; también gestionan las reservas en divisa extranjera2. En muchos casos, como el del BCE3, asimismo, el banco central es el encargado de garantizar la estabilidad del sistema financiero4 y para ello realiza la supervisión de los bancos comerciales, asegurándose de que no asumen riesgos excesivos y de que cuentan con balances saneados.

Mandatos diferentes según el banco central

Sin embargo, como hemos mencionado anteriormente, aunque estas funciones sean comunes a casi todos los bancos centrales, cada entidad tiene un mandato concreto distinto. Así, las funciones del Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), el Banco de Japón (BoJ), el Banco Popular de China, o el Banco de Inglaterra, por mencionar algunos, difieren en algunos casos.

Por ejemplo, en el caso del BCE su objetivo principal es la estabilidad financiera de los precios en la zona euro5, y para ello se marca como meta un objetivo de inflación del 2 % a medio plazo6, que se mide a través del Índice Armonizado de Precios al Consumo (IAPC) y que indica el nivel de inflación de los países de la zona del euro. Para regular el nivel de los precios, el BCE cuenta con los tipos de interés como principal herramienta, que puede subir o bajar en función de las circunstancias.

En lo que respecta a su composición, el Consejo de Gobierno del BCE7 está formado por todos los miembros del Comité Ejecutivo y los gobernadores de los 19 bancos centrales nacionales de los países del euro.

Doble mandato de la Fed

En el caso de la Reserva Federal de Estados Unidos, este organismo también cuenta con el mandato de estabilidad de los precios, que en su caso se sitúa en el 2 % a largo plazo8, tras la modificación que introdujo en 2020. Para lograrlo, los tipos de interés son también su principal herramienta, y la Fed ya ha adelantado que incrementará los tipos de interés en 2022. No obstante, la Fed cuenta con un doble mandato9 y, además de velar por la estabilidad de los precios, también tiene como objetivo alcanzar el pleno empleo.

Cabe señalar que, en la Fed, las decisiones de política monetaria las toma el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), formado por la Junta de Gobernadores y los presidentes de los doce Bancos de la Reserva, aunque no todos tienen derecho a voto.

Estos son solo algunos ejemplos de las diferencias existentes en los mandatos de los bancos centrales, pero ponen de manifiesto la relevancia que tienen estos organismos para el buen funcionamiento de la economía y que, aunque no interactúen con el ciudadano, su papel es clave en los precios y para la circulación de dinero en la economía real.


Publicado el 11 de febrero de 2022

1Qué es un banco central
2Las funciones del SEBC/Eurosistema
3European Central Bank - About
4Spotlight on financial stability
5Declaración sobre la estrategia de política monetaria del BCE
6Medium-term orientation
7Consejo de Gobierno
8Statement on Longer-Run Goals and Monetary Policy Strategy
9The Federal Reserve Dual Mandate