La concentración del sector financiero es una realidad imparable que se traduce en las fusiones bancarias. En 2020 ya asistimos a la unión entre Bankia y CaixaBank y a un intento fallido de fusión entre BBVA y Banco Sabadell. Es fácil que no sean los únicos movimientos en los próximos meses. Cualquier proceso de fusión entre bancos supone un aluvión de dudas para los clientes afectados. Las fusiones bancarias de 2020 no han sido una excepción, como tampoco lo serán las que vengan en el futuro.

La más inmediata para el cliente tradicional es cómo y dónde podrá hacer sus gestiones. Y es que, lo normal tras una fusión, es que se reestructure la red comercial. En otras palabras, habrá oficinas y sucursales que cerrarán por operar en la misma zona, por ejemplo.

Una de las ventajas de ser cliente de un banco online como Openbank es que puedes realizar toda tu operativa esencial (y mucho más) a través de la app del banco o de la web sin necesidad de pisar una oficina, o también a través del servicio telefónico 24/7.

Cómo afectan las fusiones bancarias a tu dinero

La reestructuración de las oficinas puede tardar un tiempo en concretarse, pero no los efectos de la fusión sobre tu dinero y los productos financieros que tengas contratados. En este sentido, hay que distinguir entre los que tiene una duración definida y los que no. Esto es lo que pasa con cada uno.

  • Productos con una duración determinada, como una hipoteca o un préstamo. La nueva entidad resultante de la fusión bancaria o de la absorción cuando un banco compra otro debe respetar las condiciones del contrato. Es decir, no se pueden cambiar de forma unilateral las condiciones de una hipoteca o un préstamo sin tu consentimiento.
  • Productos sin una duración determinada, como una cuenta corriente, una cuenta de bróker o una tarjeta de crédito. Las condiciones pueden cambiar por la fusión igual que lo harían por las circunstancias de mercado. Eso sí, la entidad debe avisarte del cambio con suficiente tiempo si el cambio te va a perjudicar. Los cambios en la cuenta por una fusión pueden ir desde modificar las comisiones de mantenimiento hasta incluir o retirar nuevas comisiones para unificar criterios.

Así que respondiendo a las dudas más habituales en una fusión bancaria:

¿Pueden cambiar las condiciones de tu cuenta corriente?

Sí, pueden hacerlo y es uno de los cambios más habituales tras la unión de dos bancos. El banco está obligado a informar de la modificación de las condiciones por lo menos con dos meses de antelación si los cambios son perjudiciales para el cliente. Esto es algo que vale tanto para fusiones como para tu banco habitual.

¿Pueden cambiar las condiciones de las tarjetas de crédito?

Las condiciones de la tarjeta también pueden cambiar y, de nuevo, el banco debe avisar con dos meses de antelación si los cambios son perjudiciales para el cliente. Lo más habitual en este caso es unificar criterios entre las entidades que se fusionaron.

¿Pueden cambiar las condiciones de los depósitos?

Un depósito es un contrato de duración determinada y, por tanto, el banco tiene que mantener las condiciones hasta su vencimiento. Lo que sí puede hacer es modificarlas si el cliente decide renovarlo a su vencimiento.

¿Pueden cambiar las condiciones de la hipoteca?

No, las condiciones de la hipoteca no cambiarán tras la fusión. Seguirás teniendo la hipoteca en el banco que la firmaste y con las mismas condiciones. Lo que sí pueden cambiar son las condiciones de los productos asociados o bonificados de la hipoteca, lo que afectará al coste total del préstamo.

¿Pueden cambiar las condiciones de los seguros?

Como ocurre con los depósitos, las condiciones de un seguro no pueden cambiar por la fusión durante su duración. La mayoría de los seguros tienen un año de vigencia y se renuevan automáticamente salvo que una de las partes diga lo contrario. Es en la renovación cuando se podrán alterar sus condiciones.

¿Qué pasa con mis inversiones ante una fusión bancaria?

Las condiciones de los fondos de inversión, planes de pensiones o las acciones a través del bróker del banco pueden cambiar si la gestora resultante de la fusión decide cambiar las condiciones del servicio.

¿Cuáles serán las próximas fusiones bancarias?

La fusión de Bankia y Caixabank puede marcar el inicio del proceso de concentración bancaria en España del que se lleva tiempo hablando.

Lo que no está claro es quienes serán los novios. Desde Cinco Días1 , el futuro bancario pasa por un panorama en el que perdurarán Caixabank, Santander y BBVA con un pequeño grupo de bancos nicho y locales. Todo ello con la transformación digital y la banca online como protagonistas. Entre los nombres que más rumores acumulan para protagonizar fusiones en 2021 figuran Banco Sabadell, Kutxabank, Ibercaja y Abanca.


Publicidad

1https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/09/07/companias/1599434476_465469.html