Cuando te planteas comprar una casa es normal que te fijes en el precio de venta, pero antes de tomar una decisión debes calcular todos los gastos que implica esta operación para no llevarte sorpresas. Como norma general, se dice que al precio de la vivienda hay que sumarle un 20 % más destinado a dichos gastos para comprar la casa. Veamos con un caso práctico todo lo que tienes que pagar al comprar una casa.

Gastos de la compra de una vivienda sin hipoteca

Si quieres comprar una vivienda de 200.000 € y dispones del capital sin necesidad de pedir una hipoteca, los gastos derivados de la compra de una casa que tienes que calcular son los siguientes:

  • Notario. Es necesario hacer escritura pública de la compra de la vivienda por lo que habrá que calcular cuánto cobra el notario por esta gestión. Los aranceles notariales están regulados por el Estado, lo que significa que todos los notarios cobran lo mismo, aunque pueden hacer algún descuento. El gasto se calcula teniendo en cuenta la cuantía de la compra y el número de copias de la escritura. Por una vivienda de 200.000 € los gastos aproximados de notaría ascienden a 1.272 €.

  • Registrador. La escritura tiene que ser registrada en el Registro de la Propiedad correspondiente cuando ya ha sido firmada en el notario. El coste que tiene esta inscripción también depende del precio de la casa. Para una casa de 200.000 € tienes que calcular unos 620 € para el registro.

  • Gestoría. Realiza las gestiones en el Registro de la Propiedad y en Hacienda para liquidar los impuestos. Los honorarios que cobra la gestoría son libres aunque se podrían estimar en torno a unos 460 €.

  • Impuestos. A lo gastos de la compra de una casa tienes que sumar también los impuestos con los que está gravada esta operación, teniendo en cuenta que son diferentes si se trata de una vivienda nueva o de segunda mano. Cuando compras una vivienda nueva hay que pagar el IVA, en concreto el 10 %, es decir, que pagarías 20.000 €. Además, tienes que pagar el IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados) al hacer la escritura que supone entre el 0,5 % y el 2 % del precio escriturado, dependiendo de la comunidad autónoma donde esté la vivienda. Sin embargo, si la vivienda es de segunda mano se paga el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales) que varía entre el 4 % y el 10 % según la comunidad autónoma.

Gastos de la compra de una vivienda con hipoteca

Cuando para comprar una casa necesitas pedir una hipoteca, tienes que sumar a los gastos de la compraventa los costes de formalización del préstamo hipotecario. Estos gastos se han reducido con la ley hipotecaria que entró en vigor en junio de 2019, de manera que ahora solo tienes que pagar la tasación de la vivienda que puede oscilar entre 300€ y 500€ de media. El resto de los gastos de la escritura de la hipoteca (notario, registro, gestoría e IAJD) corresponden al banco, además algunas entidades también pagan la tasación de la vivienda.

No obstante, si firmas una hipoteca tienes que calcular el coste de la comisión de apertura que incluye todos los gastos de estudio y gestión del préstamo, aunque también hay bancos que no cobran esta comisión, lo que supone un ahorro.

En resumen, los gastos para comprar una casa incluyen los gastos de notaría, registro, gestoría y tasación, si pides una hipoteca, y por otra parte, es necesario liquidar los impuestos correspondientes, lo que en conjunto supone alrededor de un 20 % del precio de la vivienda.