El pasado jueves 24 de septiembre tuvo lugar la primera conexión en directo desde la cuenta de Instagram de Openbank (@openbank_es) con Gonzalo Pradas, director de Openbank Wealth.

Con motivo del 2º aniversario del servicio de inversión automatizada Roboadvisor de Openbank, tuvimos una conversación informal sobre las inversiones y cómo funciona este servicio de inversión automatizada.

¿Son las inversiones para todos?

Gonzalo respondió a preguntas que le hacían en directo así como a otras que nos llegaron los días previos. Entre ellas, y en varias ocasiones, se entró en la cuestión de por qué deberíamos considerar invertir si tenemos dinero “parado”. Es decir, dinero debajo del colchón o en una cuenta corriente. Sobre este tema, se llegó a la conclusión de que, dada la situación actual con los tipos de interés tan bajos, es importante considerar destinar parte de nuestros ahorros a la inversión, ya con el paso del tiempo, y si los precios siguen subiendo, podrías perder poder adquisitivo.

Invertir sin saber invertir

También se habló de si es necesario tener conocimientos para utilizar el servicio de inversión automatizada Roboadvisor. Gonzalo destacó, que eso es lo que hace especial a este servicio: que no necesitas ser un experto. Tan solo tienes que responder a unas breves preguntas para conocer tus objetivos y necesidades financieras. En base a las respuestas, conoceremos tu perfil inversor y el servicio te presentará las estrategias que más se adaptan a ti para que elijas la que prefieras. Ahora lo único que falta es que elijas con qué cantidad empezar.

¿Necesito mucho dinero para empezar?

Varios comentarios llegaron en este sentido, preguntando cuánto dinero era necesario para empezar con el servicio. Gonzalo apuntó que se diseñó pensando en no poner barreras a nadie, y por ello se estableció que con tan solo 500 € de inversión se puede contratar. Gonzalo añadió que es lo mínimo con el que el servicio puede empezar a invertir tu dinero de manera óptima, mientras otras entidades o fintechs requieren una inversión más alta.

Construir poco a poco y sin darte cuenta

Siguiendo el tema de cómo poder ir aumentando nuestra inversión, Gonzalo presentó el concepto de “Micro-investing”, que no deja de ser otra cosa que seguir invirtiendo de manera recurrente con cantidades pequeñas, para hacerlo accesible a todo el mundo. De este modo, puedes fijar estas aportaciones a tu inversión desde solo 1 € con la periodicidad que uno quiera (cada día, a la semana o mes). Así destinamos una pequeña cantidad de dinero de manera constante, para que nuestra inversión vaya creciendo poco a poco, casi sin darnos cuenta.

A continuación puedes ver el vídeo completo de la conexión en directo:

Conoce más sobre el servicio de inversión automatizada Roboadvisor aquí.


Toda inversión conlleva riesgos, incluido ausencia de rentabilidad y/o pérdida del principal invertido. El valor de la inversión está sujeto a fluctuaciones del mercado, sin que rentabilidades pasadas generen derechos en el futuro.

La información y opiniones de la presente comunicación tienen carácter informativo y publicitario sin intención de influir en cualquier decisión comercial y no representan una recomendación personalizada de inversión ni de asesoramiento, dado que no se ha tenido en cuenta la situación financiera, los objetivos de inversión u otras necesidades personales de ningún inversor en particular y no constituyen ni pueden interpretarse como una oferta, invitación o incitación para la venta, compra o suscripción de valores, productos o servicios financieros, ni su contenido constituirá base de ningún contrato, compromiso o decisión de cualquier tipo. Su finalidad es mantener informados a los clientes de Open Bank, S.A. sobre noticias o información correspondiente a los mercados financieros y por tanto los destinatarios de la presente comunicación deben consultar con sus propios asesores legales, fiscales o de cualquier otro tipo sobre las implicaciones de invertir en cualquiera de los productos o activos, que en su caso, se mencionen en la comunicación.

Publicidad