Si sientes curiosidad por el mundo de la Bolsa, quieres saber la diferencia entre la gestión pasiva o activa, qué es la inversión value o qué ventajas tiene la inversión a largo plazo, deberías empezar por leer esta selección de los libros más recomendados para aprender a invertir.

Una interesante lista de los libros para aprender a invertir

Uno de los títulos más citados cuando se pregunta a un inversor el libro que recomendaría a un principiante es El inversor inteligente, de Benjamin Graham, maestro a su vez de Warren Buffet, el inversor más conocido fuera del mundo financiero. Es una obra clave para entender la inversión a largo plazo, escrito de forma sencilla que se entiende sin dificultad aunque no sepas cómo funciona la bolsa.

Un paso por delante de Wall Street, de Peter Lynch, se centra también en la inversión a largo plazo. Parte de la idea de que los inversores particulares pueden conseguir los mismos resultados que los profesionales solo con analizar cómo funcionan las empresas con las que conviven en su vida diaria. Así solo con ver el volumen de gente que compra en un supermercado puedes detectar una posible compra en la bolsa.

El fabuloso mundo del dinero y la bolsa, de André Kostolany, es otro de los libros más recomendados para aprender a invertir, sobre todo, para los inversores interesados en el largo plazo. De forma amena, a partir de su experiencia como inversor, explica el funcionamiento de la bolsa y por qué sube y baja la cotización de las acciones. Aquí puedes encontrar las respuestas a las dudas que te plantea la inversión.

Lo más importante para invertir con sentido común, de Howard Marks, es una recopilación de los memorándums que Marks envía a sus clientes en los que explica su experiencia en los mercados. Habla del riesgo, el valor, los ciclos económicos o los errores de la inversión y apuesta por el sentido común a la hora de invertir. Es un libro fácil de entender que aporta las herramientas necesarias para aprender a invertir con éxito.

El pequeño libro para invertir con sentido común, de John Bogle. Si lo que te interesa es la gestión pasiva, este es el libro que debes leer. Bogle es uno de los principales defensores de la gestión pasiva y creador de la gestora Vanguard. Su idea de inversión es sencilla: comprar todos los activos de un país que cotizan en bolsa a un coste reducido a través de un fondo índice. De este modo consigue la diversificación de la cartera y evita los sesgos que condicionan la inversión.

Los cuatro pilares de la inversión, de William Bernstein. La teoría, la historia, la psicología y el negocio de la inversión son los pilares sobre los que se asienta la inversión, según Bernstein. A partir de ahí, propone la creación de una cartera de fondos índice diversificada para obtener una rentabilidad próxima al mercado y con unos costes mínimos.

Un paseo aleatorio por Wall Street, de Burton G. Malkiel, también te enseña a invertir en bolsa sin complicaciones. Tras explicar el funcionamiento del mercado financiero propone un método para invertir en bolsa y conseguir resultados a largo plazo: una cartera diversificada con fondos índices durante largos periodos de tiempo para obtener un rendimiento estable con un riesgo moderado.

Y, por último, un libro que no es sobre inversión pero es una referencia obligada al hablar de finanzas personales y una recomendación para aprender a gestionar el dinero, Padre rico, padre pobre, de Robert T. Kiyosaki. A partir de la experiencia de su propio padre y el padre multimillonario de su mejor amigo, llega a la conclusión de que “la clase pobre y media trabajan por dinero, pero la clase alta hace que el dinero trabaje para ellos” y propone cómo hacer que el dinero trabaje por ti.

Esta es una selección de los libros más recomendados para aprender a invertir escritos por algunos de los inversores que más éxito han tenido en su carrera que no deberían faltar en la biblioteca de un inversor principiante.

Publicidad