El presente y, sobre todo, el futuro del sistema de pensiones es una de las circunstancias que más preocupa a la sociedad. España cuenta con una de las mayores esperanzas de vida del mundo y una menor natalidad, lo que obliga a su sistema público a realizar cada vez un mayor esfuerzo financiero; por ello, y con el objetivo de asegurar nuestra salud financiera, se puede complementar la pensión pública para mantener el nivel de vida tras la jubilacióny poder disfrutar de esta etapa con una mayor tranquilidad.

En pleno debate sobre los cambios que se deben acometer en el sistema público de pensiones en España para asegurar su sostenibilidad ante los recientes cambios demográficos, sociales y económicos, el gobierno ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado del 2022, aprobados por la Ley 22/2021 de 28 de diciembre (BOE 29 de diciembre) próximo año la reducción de 2.000 a 1.500 € anuales en la aportación máxima con derecho a deducción de los planes de pensiones (régimen general).

El citado límite de reducción anterior aumentará en 8.500 € cuando el incremento provenga de contribuciones empresariales o aportaciones del trabajador al mismo instrumento de previsión social, por importe igual o inferior a la respectiva contribución empresarial. Por ejemplo, en el caso en que la empresa aporte al plan de empleo 4.250 € de los trabajadores, vía aportaciones obligatorias o voluntarias, podrían aportar otros 4.250 €. Además, a esos 4.250 € aportados por el trabajador, se podrían añadir los 1.500 € susceptibles de aportar a cualquier plan de pensiones.

Pero… ¿y a partir de ahora? ¿Valdrá la pena contratar planes de pensiones?

La actual pandemia ha acelerado muchos cambios estructurales y modificado diversos aspectos y hábitos de nuestra vida. Una adecuada planificación financiera que asegure una respuesta a cómo complementar tu pensión pública es fundamental. En este sentido, los planes de pensiones siguen siendo un excelente vehículo que, junto con otros productos, pueden ayudarnos con nuestra salud financiera. Además, su ventaja fiscal sigue siendo atractiva para muchas personas, ya que tienen la posibilidad de deducirse, anualmente, 1.500 € en su declaración de la renta. De esta manera, pueden seguir disponiendo de un complemento de ahorro para la jubilación con uno de los únicos vehículos financieros, junto con los Planes de Previsiones Asegurados (PPAs), que rebaja la factura fiscal con Hacienda.

El nuevo límite fiscal no implica que el plan de pensiones deje de ser el producto adecuado para complementar la pensión pública de jubilación. En este sentido, los españoles estamos a la cola de Europa en planificar la jubilación. Según la iniciativa “Que el ahorro te acompañe” de la Fundación Inverco1, tenemos una escasa cultura de ahorro y de previsión. Hace apenas cinco años, el 57 % de los jóvenes no era consciente de la necesidad de preparar su jubilación. Hoy, este porcentaje ha disminuido, pero aún hay un 23 % de españoles que piensa que cobrando la pensión pública podrá cubrir sus necesidades cuando deje de trabajar. Según las previsiones, dentro de 40 años los mayores de 65 años representarán un 40 % del total de la población en España. Es decir, serán un total de 16 millones de personas y habrá un trabajador por cada persona jubilada; actualmente hay dos trabajadores por cada pensionista.

Si actualmente tienes entre 35 y 45 años, ten en cuenta que probablemente tu jubilación no se parecerá a la de tus padres. Por dos factores principales: cobrarás menos dinero del sistema público de pensiones y vivirás más años. Esto quiere decir que debes buscar otras fórmulas de ahorro que te permitan hacer frente a los años que estarás sin trabajar.

Recuerda que planificar cuanto antes tu ahorro a largo plazo es una buena solución, y un plan sistemático de aportaciones periódicas puede ser una buena alternativa. Así, la inversión se realiza poco a poco y de manera diversificada, planificando el momento de entrada y los objetivos de inversión y ahorro a largo plazo sin esfuerzo, para reducir el riesgo de mercado y no comprometer nuestra inversión y estabilidad financiera.


Publicado el 20 de enero de 2022

12060: ¿cómo será la jubilación?

Este artículo ha sido redactado sin ánimo de exhaustividad y con efectos meramente informativos, sin que el mismo suponga ningún tipo de asesoramiento o recomendación por parte de Open Bank, S.A. Open Bank, S.A. declina cualquier responsabilidad por la emisión del presente artículo.