Especialmente después de la pandemia de la COVID-19, muchas personas han decidido cambiar el rumbo de sus vidas o reciclarse y formarse para desarrollar otras profesiones. Septiembre, en línea con el inicio del curso escolar, suele ser el mes elegido para comenzar estos nuevos proyectos para los que, sin embargo, en muchas ocasiones se necesitan recurrir a financiación externa. En este sentido, las entidades financieras pueden convertirse en un gran aliado a través de los préstamos y créditos que otorgan.

Diferentes opciones de financiación

Una de las opciones más adecuadas son los préstamos personales, que consisten en un contrato por el que una entidad financiera concede financiación a una persona (con la obligación de devolverlo) con unas condiciones concretas (tipos de interés, plazo de vencimiento, etc.)

Normalmente, estas condiciones son diferentes a las de una hipoteca, por ejemplo. El plazo para devolverlo suele ser muy inferior, al igual que el importe que se puede obtener, mientras que el interés suele ser un poco mayor. Sin embargo, este tipo de créditos son muy útiles para financiar cursos y / o másteres. En el caso de Openbank, nuestro préstamo personal permite solicitar entre 300 y 24.000 € que se pueden devolver cómodamente en un plazo de entre 12 meses y 5 años a un tipo de interés competitivo.

Para importes pequeños también se puede recurrir a la tarjeta de crédito, que nos permite aplazar el pago de nuestras compras. Esta es una buena opción por ejemplo si queremos iniciar unos estudios para complementar nuestra formación o si necesitamos adquirir algo de material o mobiliario para nuestro negocio y, de esta forma, no tener que desembolsar todo el importe al contado. En Openbank contamos con la Tarjeta de Crédito Open Credit, mediante la que se pueden aplazar las compras por un importe igual o superior a 30 €, entre 2 y 36 meses. Además, permite tener a disposición hasta 6.000 € mensuales.

Por último, en épocas de muchos gastos, también es recomendable disponer de una protección ante posibles descubiertos, es decir, contar con dinero adicional para poder hacer frente a gastos imprevistos, que suele ser habitual que aparezcan cuando nos embarcamos en un nuevo proyecto, en el que hay aspectos desconocidos que vamos ‘descubriendo’ sobre la marcha. Con las condiciones de Openbank es posible solicitar desde 300 hasta 12.000 € como saldo adicional para tu cuenta y solo se pagan intereses por el importe dispuesto y por los días que se haya empleado. Si al final no se utiliza, no se paga nada.

Por tanto, en el mercado existen diversas opciones que nos permiten obtener financiación y hacer realidad nuestros proyectos y sueños. Esta no puede ser la excusa para comenzar el nuevo curso cumpliendo los objetivos que nos hemos marcado para darle un nuevo impulso a nuestras carreras.


Publicidad