Diversidad’ según la definición de la RAE: “1: Variedad, desemejanza, diferencia / 2: Abundancia, gran cantidad de varias cosas distintas.” Esto es Openbank. Una miscelánea de culturas, etnias, razas, religiones y orientaciones sexuales. Y a la vez, una mágica mezcla de caracteres, ideales y sentimientos que como bien dice la RAE, nos hace crecer en abundancia.

Esta diversidad no sería posible sin el respeto y la tolerancia hacia los demás. Asegurar un clima de integración para todos, diverso e inclusivo, donde tus cualidades diferenciales son respaldadas, es la base de una convivencia favorable por la que se trabaja día a día en Openbank. Solo eliminando los prejuicios socioculturales es cuando vemos y nos ven como realmente somos. Sin filtros. Y es cuando realmente brillamos y nos desarrollamos como profesionales y personas.

A veces comento con mi entorno pequeños detalles del día a día. Cosas sencillas que ocurren en la oficina, y es cuando me vuelvo a dar cuenta de la calidad humana que me rodea. Pero, a la vez también es cuando me surge un sentimiento de responsabilidad: ¿por qué no es posible convivir así en todas las empresas? ¿Por qué aún hay miedo, por ejemplo, a comentar abiertamente cuál es tu orientación sexual?

Estamos en plena celebración del día mundial del orgullo LGTB+. Openbank apoya abiertamente la reivindicación de los derechos fundamentales de las personas independientemente de su orientación sexual, identidad y expresión de género. Es muy significativo que una empresa promueva estos ideales y visibilice su apoyo, ya que normalizando la diversidad en los trabajos e inspirando al respeto colectivo, está ayudando a construir una sociedad mejor y más libre, y me enorgullece formar parte de ella.

Openbank celebra la diversidad con el lanzamiento de un diseño exclusivo LGTBI+ para la tarjeta Virtual Debit. Todos nuestros clientes pueden solicitarla gratis hasta el 31 de julio a través de la web y pagar con orgullo cualquier día del año.

Aún queda un largo trecho por andar y solo cuando ya nadie se sienta discriminado por cómo sea y no tenga miedo a decir lo que realmente siente, será cuando hayamos cumplido el objetivo: la celebración de la igualdad.


Publicidad