La pandemia de la COVID-19 ha supuesto un desafío en muchos niveles, tanto en el ámbito económico y social como en el de la atención sanitaria. Desde la perspectiva de la inversión en pequeña capitalización, también han pasado a primer plano una serie de tendencias que tendrán implicaciones a más largo plazo para las empresas. Estas tendencias presentan tanto riesgos como oportunidades.

Los fuertes se vuelven más fuertes y los débiles, más débiles.

A medida que avanzaba la pandemia, se manifestó una recuperación en forma de «K» a escala corporativa. Por una parte, se produjo una clara tendencia de empresas fuertes que mejoraron sus posiciones competitivas en términos relativos. Muchas pudieron seguir centradas en garantizar un crecimiento a más largo plazo. Algunas lo hicieron de manera orgánica, a través de inversiones continuas en proyectos a largo plazo. Otras eligieron la ruta inorgánica, comprando empresas que estaban pasando apuros durante los momentos críticos que vivieron los mercados. En el lado contrario, la pandemia dejó al descubierto aquellas empresas con modelos de negocio más débiles y balances frágiles. Los equipos directivos empezaron a preocuparse por cuestiones a corto plazo, como garantizar una financiación suficiente o hacer frente a los desafíos inmediatos del mercado. Muchos fracasaron.

Las tendencias anteriores aceleran el ritmo

Varias tendencias que eran evidentes antes de la aparición de la COVID-19 también se aceleraron. Entre ellas, el segmento minorista pasó de la esfera física a la esfera virtual, ya que los compradores se vieron obligados a permanecer en los hogares durante los confinamientos. Asimismo, con millones de personas trabajando desde casa y realizando actividades diarias en línea, la digitalización de una gran cantidad de mercados finales aumentó rápidamente. De forma paralela, como muchas empresas se esforzaron por limitar la interacción humana en el lugar de trabajo, el nivel de automatización en los procesos de fabricación se aceleró.

¿Cuál es la situación en la práctica?

Un ejemplo es AdTech, empresa industrial que cotiza en Suecia. En opinión de abrdn La empresa opera un modelo de negocio altamente descentralizado que fomenta la toma de decisiones local y brinda a los gerentes un alto grado de autonomía. abrdn considera que Este enfoque fue muy valioso durante la pandemia, al permitir a la empresa responder rápida y eficazmente a los desafíos que presento la COVID-19. Además, posibilitó que el grupo se concentrara en respaldar los requisitos de los clientes durante un período de elevada demanda. AdTech también mantuvo el foco en el largo plazo, con una serie de adquisiciones complementarias en varias partes del negocio que abarcaban desde automatización y componentes, hasta procesos industriales y soluciones de energía.

Estamos en un mundo digital

Otra tendencia fue el inexorable aumento de la digitalización. La pandemia hizo que numerosos empleados cambiaran la oficina por el hogar. Sin embargo, no se trató solo de un cambio de ubicación: también modificó la forma en que las personas trabajaban. A fin de cuentas, ¿cuántas reuniones realizamos de forma remota gracias a las aplicaciones de video? Todo ello fue posible gracias a la digitalización.

Un negocio de este ámbito es Reply, una empresa italiana de servicios en el sector de las tecnologías de la información que ofrece soluciones innovadoras en ciberseguridad, Internet de las cosas o inteligencia de datos. La empresa tiene un servicio altamente eficiente y flexible a través de una red de unas 150 empresas. Esta flexibilidad fue vital durante la pandemia. Para el sector en general, la dirección de cara a futuro es clara: creemos que muchas de estas empresas de pequeña capitalización innovadoras ayudarán a impulsar esta revolución digital.

Una apuesta por la automatización

Como hemos señalado, se produjo un marcado movimiento en el segmento minorista de lo físico a lo virtual a medida que se decretaban los confinamientos. La demanda de bienes era extremadamente elevada, en un momento en que el contacto humano dentro de las instalaciones estaba restringido. La automatización en la fabricación de almacenes ayudó a subsanar esa deficiencia.

Entre los valores dentro de esta tendencia se encuentra la empresa suiza Interroll, que fabrica productos para intralogística como rodillos, cintas transportadoras y clasificadoras. Creemos que la empresa tiene una sólida tradición de innovación en el mercado, lo que quedó constatado aún más cuando lanzó nuevos productos a pesar de las enormes limitaciones causadas por la pandemia. Por ejemplo, implementó sistemas para automatizar la clasificación de paquetes, lo que permite a los negocios atender a sus clientes en épocas de problemas logísticos. Por suerte, el final de los confinamientos ha hecho que las condiciones de trabajo vuelvan a la normalidad en muchos casos, aunque creemos que los beneficios de la automatización en este contexto son claros y han llegado para quedarse.

Conclusiones

La pandemia nos ha afectado a todos. La forma en que vivimos y trabajamos ha cambiado irrevocablemente. También hemos asistido a cambios marcados en el panorama de las inversiones. Determinadas tendencias, desde la automatización hasta la digitalización, se han acelerado. Creemos que esto continuará y que estas tendencias podrán generar potentes oportunidades de inversión en el segmento de pequeña capitalización en los próximos años.

Las empresas han sido seleccionadas únicamente con fines ilustrativos para mostrar el estilo de gestión de inversiones descrito en este documento y no suponen una recomendación de inversión ni ofrecen una indicación de rentabilidades futuras.


Este artículo ha sido redactado por Aberdeen Standard Investments, in ánimo de exhaustividad y con efectos meramente informativos, sin que el mismo suponga ningún tipo de asesoramiento o recomendación por parte de Open Bank, S.A. Open Bank, S.A. declina cualquier responsabilidad por la emisión del presente artículo.

Este documento contiene información recopilada de varias fuentes. La información contenida en el presente documento puede haber sido recopilada de terceros. Todas estas fuentes se consideran fiables, si bien la exactitud, integridad o actualización de esta información no está garantizada, ni de forma expresa ni implícita, y está sujeta a cambios sin previo aviso por Aberdeen.