El presente y, sobre todo, el futuro del sistema de pensiones, es uno de los problemas que más preocupa a la sociedad. España cuenta con una de las mayores esperanzas de vida del mundo y una menor natalidad, lo que obliga a su sistema público a realizar cada vez un mayor esfuerzo financiero. Por ello, es necesario complementar la pensión pública para mantener el nivel de vida en la jubilación e importantísimo, no tardar en decidirse si queremos disfrutar de una buena jubilación.

Las consecuencias de la actual crisis sanitaria y económica de la COVID-19 han llevado al gobierno a incluir en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado del próximo año la voluntad de reducir de 8.000 a 2.000 € la aportación máxima con derecho a reducción de los planes de pensiones (régimen general). Esto es una rebaja del 75 % sobre el importe máximo que se puede desgravar en el IRPF cada año. Pero ¿cómo afecta esta modificación al bolsillo de los partícipes de planes de pensiones? ¿Cuántos ahorradores se verán afectados por esta medida? ¿Vale la pena seguir planificando nuestra jubilación a través de este vehículo?

A continuación tratamos de resolver tus dudas:

¿Cuál es el tratamiento fiscal de los planes de pensiones?

Los planes de pensiones son un gran vehículo de ahorro a largo plazo. Las aportaciones a los mismos reducen la base imponible del IRPF, lo que nos permite ahorrar a la vez que pagamos menos impuestos, ya que la cifra sobre la que se aplica el tipo impositivo se reduce. Existen diferentes límites máximos de reducción, dependiendo de cuál es el tratamiento fiscal de los distintos territorios (General, País Vasco o Navarra). Actualmente, la reducción anual máxima, según el régimen general, es la menor de las siguientes cantidades: 8.000 € o el 30 % de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.

Veamos un ejemplo de simulación de aportación y de la importancia que tiene empezar ahorrar, cuanto antes:

Si reinvertimos ese ahorro fiscal, cada año, en el plan de pensiones, automáticamente generaremos una nueva desgravación el año siguiente y conseguiremos que el importe acumulado en la jubilación sea mayor.

¿Qué propone el Gobierno de España?

El Ejecutivo quiere reducir en un 75 % el importe máximo que se puede desgravar cada año sobre el IRPF, es decir, rebajar de 8.000 a 2.000 € la aportación máxima que se puede reducir de la base imponible. Una medida que ha sido incluida en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 y que, según ha pronosticado el Gobierno, permitiría ahorrar al Estado 580 millones de euros en 2022. En contraposición, se fomentarán los planes de empresa, para los que se elevan hasta los 10.000 € las aportaciones exentas de tributación.

¿Cuántas personas se van a ver afectadas por esta rebaja fiscal?

Hoy en día, hay más de 7,5 millones de partícipes en planes de pensiones
Individuales y casi un millón de asegurados en planes de previsión asegurados
(PPA) que se van a ver afectados con carácter directo e inmediato por la medida, según datos de Inverco.

¿Este será el último año para desgravarme hasta 8.000 € en el IRPF?

Dependerá de si la rebaja fiscal se aprueba por el Congreso en los presupuestos presentados por el Gobierno, siendo la última oportunidad para poder reducir el máximo permitido, hasta ahora, en los planes de pensiones individuales. Por esta razón, surge una oportunidad en este ejercicio 2020 para incrementar nuestras aportaciones a planes de pensiones, sacándole el máximo potencial, siempre que nuestra capacidad de ahorro nos lo permita.

¿Vale la pena seguir planificando nuestro ahorro para la jubilación a través de planes de pensiones?

El recorte propuesto por el Gobierno puede hacer que los planes de pensiones pierdan cierto interés, pero no es la primera vez que se reduce la aportación máxima en este vehículo y en ocasiones anteriores, no ha supuesto un problema. De hecho, desde 2015, las aportaciones con derecho a reducción están limitadas a 8.000 €, pero antes el límite era de 10.000, salvo para los mayores de 50 años, que podían aportar hasta 12.500 € al año. Además, la reducción de 2.000 € puede seguir siendo atractiva para muchos partícipes, además de ser un complemento idóneo para ahorrar de cara a la jubilación y complementar la pensión pública de jubilación.

Tu futuro empieza HOY. Comienza a construir tu ahorro para la jubilación con una adecuada planificación financiera a largo plazo, a través de planes de pensiones.

Ahorrar cuanto antes y de manera constante y diversificada en el tiempo, es la mejor estrategia para asegurarte una jubilación tranquila. Te ayudará a reducir el esfuerzo financiero, beneficiarte de las ventajas del interés compuesto y conseguir una inversión más estable para alinear, en el destino de tus ahorros, a tus deseos futuros de jubilación.

Además, ahora en Openbank podrás conseguir una bonificación de hasta un 3 % al contratar, hacer una nueva aportación o traer un plan de pensiones desde otra entidad*. Sin importe mínimo y sin bonificación máxima, hasta el 28 de febrero de 2021 (incluido)


Publicidad

*Para conseguir la bonificación, no será posible rescatar o realizar traspasos de salida externos de planes de pensiones (tanto los contratados durante la campaña como los ya existentes), desde el 2 de marzo 2020 hasta el 28 febrero 2022.

La bonificación constituye un rendimiento del capital mobiliario sometido a retención del 19% a practicar por el Banco, quien abonará al cliente el líquido resultante. El cliente declarará este rendimiento del capital mobiliario en su declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas en la base imponible del ahorro, deduciendo la retención soportada.

El nivel de riesgo y la información de cada uno de los Planes de pensiones comercializados por Open Bank, S.A. esta detallado en el Documento de Datos Fundamentales para el Participe de cada uno de los Planes de Pensiones, disponible en Openbank.es/buscador-planes-pensiones y en dgsfp.mineco.es/.