La jubilación es una etapa de nuestra vida que deberíamos comenzar a planificar prácticamente desde el momento en el que iniciamos nuestra vida laboral. De esta manera, podremos tener tiempo suficiente para alcanzar un ahorro óptimo con el que afrontarla. Sin embargo, solemos dejarlo para el final, cuando la vemos cercana y siempre nos preguntamos lo mismo: ¿cuánto dinero necesito para vivir durante mi jubilación? ¿Cuánto tiempo durarán mis ahorros? No hay una fórmula mágica, pero la regla del 4 % puede servir de ayuda o guía.

La regla del 4 % permite conocer cuánto tiempo puedes vivir de tus ahorros si cada año utilizas una parte para vivir, teniendo en cuenta los rendimientos de dicho patrimonio. Es decir, cuánto vas a poder utilizar cada año. Y es que, evidentemente, el importe que cada uno de nosotros necesitaremos para la jubilación variará en función del ‘retiro’ que queramos pero, sobre todo, de lo que hayamos ahorrado durante nuestra vida laboral.

La fórmula o regla del 4 % se dio a conocer en 1998 como una de las conclusiones de un estudio conocido como Trinity Study, elaborado por tres profesores (Philip L. Cooley, Carl M. Hubbard y Daniel T. Walz)1. En él, exponían cómo calcular lo que en inglés se conoce como Safe Withdrawal Rate, o tasa de retiro segura, y que a grandes rasgos señalaba que durante la jubilación se puede gastar un 4 % de los ahorros acumulados cada año sin que el dinero se acabe. Eso sí, siempre que el dinero que no se utiliza se mantenga invertido y generando rendimientos.

Imprecisiones de la regla

Y esa es una de las partes que no se puede controlar, ya que la evolución del mercado no es predecible y, por tanto, no se saben cuáles serán dichos rendimientos. Otro de los aspectos que hace que esta fórmula no sea exacta es que está calculada para un periodo de 25 años2. Es decir que, si la vida se alarga, esta regla ya no sería tan precisa.

Además, dado que el estudio se llevó a cabo en Estados Unidos, donde no existe pensión pública, esta tampoco se ha tenido en cuenta. Por el contrario, se ha dado por sentado que las personas ahorran de forma privada para la jubilación en un porcentaje superior al que se suele hacer en España.

Para llegar a dicha conclusión, el estudio se realizó en base a cinco carteras de inversión diferentes según la asignación de activos; desde una que invertía el 100 % del patrimonio en renta variable, hasta otra que invertía la totalidad de los activos en renta fija, tomando como referencia los datos registrados por los mercados entre 1925 y 1996. Como resultado, llegaron a la conclusión de que (de media) se podría utilizar el 4 % (ajustada la inflación) de los ahorros cada año.

En 2011, los autores del estudio llevaron a cabo una actualización del mismo3 y posteriormente han continuado con esta tarea diversos expertos, señalando que la regla del 4 % aún estaría vigente, excepto para una de las carteras: la que invierte el 100 % de los activos en renta fija, debido al bajo rendimiento de los bonos durante los últimos años.

¿Cómo se aplica la regla del 4 % a nuestros ahorros?

Se trata de una tarea fácil. Solo es necesario multiplicar por 0,04 la cantidad ahorrada para la jubilación y se obtendrá una cifra, que será el dinero que se podrá utilizar anualmente durante los siguientes 25 años. No obstante, como hemos dicho anteriormente, esta cantidad es aproximada porque ya hemos señalado que hay que mantener el resto del dinero invertido y el comportamiento de los mercados es imprevisible.

Asimismo, esta regla asume que tus gastos futuros van a ser similares a los que tienes actualmente. Si quieres hacerte una idea aproximada del importe que necesitarás basta con sumar todos los gastos que tienes actualmente en un año y multiplicarlos por 25 años. Pero los gastos no siempre son los mismos y pueden aumentar por diversas razones.

Así, con sus pros y sus contras, podemos señalar que la regla del 4 % sirve para hacernos una idea relativamente aproximada de cuánto vamos a necesitar, pero no es algo que debamos seguir a pie juntillas, ya que durante ese periodo intervienen muchos factores que no podemos controlar. Es solo una referencia, una guía para el camino.


Publicado el 19 de enero de 2022

1Cooley, Philip L.; Hubbard, Carl M.; Walz, Daniel T. (1998). "Retirement Savings: Choosing a Withdrawal Rate That Is Sustainable. AAII Journal.
2Cooley, Philip L.; Hubbard, Carl M.; Walz, Daniel T. (1998). "Retirement Savings: Choosing a Withdrawal Rate That Is Sustainable. AAII Journal.
3Cooley, Philip L.; Hubbard, Carl M.; Walz, Daniel T. (2011). "Portfolio Success Rates: Where to Draw the Line".

Este artículo ha sido redactado sin ánimo de exhaustividad y con efectos meramente informativos, sin que el mismo suponga ningún tipo de asesoramiento o recomendación por parte de Open Bank, S.A. Open Bank, S.A. declina cualquier responsabilidad por la emisión del presente artículo.