El envejecimiento de la población constituye uno de los mayores retos a los que se enfrentan las sociedades actuales, especialmente las desarrolladas, que tienen que transformar sus modelos para adaptarse a la nueva realidad. Sin embargo, al mismo tiempo, este cambio abre nuevas oportunidades de inversión.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) estima en su estudio Perspectivas de la Población Mundial en 2019 que, en 2050, una de cada seis personas en el mundo tendrá más de 65 años (16 %), más que la proporción de una de cada 11 que había en 2019 (9 %). En el caso de Europa y América del Norte la situación es aún más preocupante ya que, para 2050, una de cada cuatro personas podría tener 65 años o más. Una cifra que en España es aún peor y se eleva al 40 % de la población.

Esta realidad está propiciando que las sociedades intenten adaptarse y transformar sus modelos económicos, sanitarios y sociales para poder hacer frente a una mayor demanda de pensiones y servicios relacionados con la salud, y también en relación al ocio, ya que esta franja de población dispone de poder adquisitivo que puede gastar en ocio. Según el IBarómetro "Los consumidores sénior en España"del Centro Internacional sobre el Envejecimiento (CENIE), "Los consumidores sénior en España tienen de media más de una fuente de ingresos por hogar", que les permite ser "un segmento activo cuyo gasto en ocio se concentra principalmente en la restauración, la gastronomía, viajar y salir de compras"1.

Nueva realidad, nuevas oportunidades de inversión

Esta transformación da lugar a diversas oportunidades de inversión, que los inversores pueden aprovechar en sus carteras si saben capturar el potencial de la denominada silver economy (economía plateada, debido al color de su cabello), a través de los diferentes sectores expuestos a esta temática. Un potencial considerable, si se tiene en cuenta que, según el estudio Silver Economy publicado por la CE, esta generación aportará 6,4 billones de euros al PIB europeo en 2025, es decir, un 32 % del mismo.

El sector más evidente y el primero que se nos viene a la cabeza es el sector relacionado con la salud. Desde la industria farmacéutica (más utilizada por la franja de mayor edad de la generación) hasta las novedosas tecnologías médicas, como los implantes quirúrgicos o la telemedicina, cuya innovación se está acelerando, pasando por otros servicios como la fisioterapia o la asistencia a domicilio.

Tampoco hay que olvidarse de las infraestructuras necesarias para ofrecer mejores servicios a una población envejecida más amplia como, por ejemplo, las residencias. Ni de los seguros privados de salud. Ante la posibilidad de requerir más servicios, algunas personas recurren a estos seguros para complementar las prestaciones de la seguridad social.

Pero el ocio también va a beneficiarse de esta generación, impulsado especialmente por la franja de menor edad, la población de 65 años. Estas personas, además de poder adquisitivo, cuentan con tiempo libre que pueden ocupar en actividades lúdicas, que poco a poco van recuperando la normalidad tras el forzoso parón motivado por la pandemia de la COVID-19. Así, el sector de los viajes, hoteles, espectáculos, museos, spas, y otras compañías similares, se beneficiarán del consumo de la silver economy.

Canalizar el ahorro

Para capturar todas estas temáticas dentro de la megatendencia que es el envejecimiento de la población, una de las maneras más diversificadas de hacerlo puede ser a través de fondos de inversión. En el mercado existe una amplia gama disponible, que abarca desde algunos que están especializados en una temática concreta, como puede ser la salud -e incluso algunos en determinadas áreas de la salud-, hasta otros con una exposición más amplia que permite aprovechar el potencial de los diversos sectores en los que impacta la silver economy. Por supuesto, también existe la posibilidad de invertir de forma individual en las compañías y configurar cada uno su propia cartera de inversión.

Sea cual sea la forma elegida para canalizar nuestra inversión, lo que está claro es que podría constituir una potencial fuente de rendimientos para nuestras carteras y que es una temática de inversión a considerar.

En Openbank podrás encontrar estas alternativas de inversión en megatendencias a través de fondos de inversión en nuestro buscador. Tenemos más de 2.500 fondos de más de 120 gestoras.


Publicado el 3 de febrero de 2022

1Guía temática sobre citas bibliográficas

Ten cuenta que toda inversión conlleva riesgos, incluido el riesgo de ausencia de rentabilidad, pérdida del capital invertido y/o el riesgo de tipo de cambio para las productos denominados en divisa distinta del €.

Antes de la contratación, recuerda que deberás consultar el nivel de riesgo y la información de cada uno de los Fondos de Inversión comercializados por Open Bank, S.A. en el Folleto Informativo o Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (DFI) de cada uno de los Fondos de Inversión, disponible en la ficha de cada fondo en www.openbank.es. y en www.cnmv.es

Este artículo ha sido redactado sin ánimo de exhaustividad y con efectos meramente informativos, sin que el mismo suponga ningún tipo de asesoramiento o recomendación por parte de Open Bank, S.A. Open Bank, S.A. declina cualquier responsabilidad por la emisión del presente artículo.

Publicidad