En muchas de las noticias que leemos en periódicos y revistas de economía aparece una palabra que cada vez se repite más: tapering. Un anglicismo que se ha hecho común en el argot financiero, pero que no todos sabemos qué significa exactamente.

Cuando se habla de tapering financiero se hace referencia a la retirada progresiva de los estímulos monetarios por parte de los bancos centrales. Pero pongámoslo en contexto. Los bancos centrales, como la Reserva Federal en Estados Unidos, el Banco Central Europeo o el Banco Central de Japón, implementaron diversas medidas monetarias- como inyectar liquidez en el sistema financiero o realizar compras de deuda- con el fin de reactivar la economía por ejemplo, tras la pandemia de la covid-19. Sin embargo, esas medidas no pueden (o no deberían) durar para siempre, ya que no dejan de ser una especie de ‘doping’ para los mercados y para el sistema financiero.

Para eliminarlas y minimizar el impacto de esta retirada, los bancos centrales suelen llevarlo a cabo de manera paulatina. Es a esto a lo que se denomina tapering. De esta forma, consiguen rebajar la incertidumbre del mercado y desestabilizarlo lo menos posible.

El origen del tapering se remonta a 2008

La crisis de la covid-19 no ha sido la primera vez en la que los bancos centrales han tenido que ponerse manos a la obra para reactivar la economía. Normalmente, suelen llevar a cabo estas medidas o bien cuando se está acabando el ciclo económico o cuando se produce una crisis, como también sucedió en 2008, y ahí fue cuando precisamente surgió la palabra tapering. La Reserva Federal estadounidense decidió llevar a cabo en 2013 una reducción gradual de las compras de deuda que había implementado con anterioridad, en 2008, para reactivar la economía1.

Actualmente, algunos bancos centrales –como el europeo2 o el japonés3- ya han comenzado a reducir ligeramente el ritmo al que compran bonos. Pero los bancos centrales, conscientes de lo que implican sus acciones para el sistema financiero, intentan cuidar mucho los mensajes que mandan al mercado y los tiempos que manejan para la reducción de estímulos.

¿Cuáles son las consecuencias de la retirada de estímulos?

Las inyecciones de liquidez en el sistema propician que el acceso a la financiación sea más fácil, con tipos de interés más bajos. Por lo que la reducción de las medidas llevará aparejada un endurecimiento de las condiciones de financiación. Y, aunque los primeros efectos los sentirán las empresas, los individuos también experimentarán el impacto, ya que los tipos de interés subirán y, como consecuencia, se encarecerán las hipotecas.

Todo apunta, por tanto, a que seguiremos oyendo y leyendo la palabra tapering en los próximos meses, con más asiduidad si cabe, y que más pronto que tarde estaremos inmersos en él. No obstante, ahora sabremos qué significa y los efectos que tiene.

Este artículo ha sido redactado sin ánimo de exhaustividad y con efectos meramente informativos, sin que el mismo suponga ningún tipo de asesoramiento o recomendación por parte de Open Bank, S.A. Open Bank, S.A. declina cualquier responsabilidad por la emisión del presente artículo.


Publicado el 18 de marzo de 2022

1Tapering Definition (investopedia.com)
2¿Qué implicaciones tiene para España que el BCE adelante el fin de las compras de deuda pública? (elmundo.es) / El BCE retira estímulos: ¿tendrá que rectificar en la próxima reunión? (El Independiente)
3El Banco de Japón inicia el ajuste de sus estímulos mientras mantiene los tipos en mínimos (europapress.es)