UPM Racing nació en el año 2003 en la Universidad Politécnica de Madrid, siendo el primer representante español en la competición Formula Student. Ahora, está compuesto por 70 estudiantes que, además de desarrollar una metodología educativa y de innovación, aprenden a trabajar en equipo y fomentan sus competencias profesionales con el diseño y la fabricación de un coche de carreras, tipo fórmula.

Hemos tenido la oportunidad de charlar con María Luisa de la Cruz, estudiante de Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de Madrid e integrante del equipo UPM Racing:

Explícanos un poco más del proyecto. ¿En qué consiste? ¿Cuántos años lleváis trabajando en ello?

El proyecto consiste en diseñar, fabricar y competir con un monoplaza 100 % eléctrico. Se trata de todo un reto, ya que nos obliga a pasar de la teoría de los libros a aplicar todo lo estudiado en situaciones reales que abarcan casi todas las disciplinas de la ingeniería.

En UPM Racing llevamos más de 17 años fabricando monoplazas. En sus inicios, todos eran de combustión, pero viendo la tendencia del mercado y los retos actuales en el sector del automóvil, hace aproximadamente 4 años decidimos dar el salto a un vehículo eléctrico.

¿Quiénes componen el equipo UPM Racing?

Somos todos estudiantes de ingeniería en la Universidad Politécnica de Madrid. Participan las escuelas de Ingeniería Industrial, Aeronáutica, Telecomunicaciones y Sistemas Informáticos. Además, también contamos con la participación de estudiantes del máster de automoción del INSIA. En total, somos aproximadamente 70 alumnos los que desarrollamos el proyecto.

¿Qué es la competición Fórmula Student y en qué consiste? ¿Cómo surge este torneo y cuántos años lleva existiendo? ¿Cuándo se va a disputar? ¿Cuántas universidades y de cuántos países participan? ¿Qué expectativas tenéis de cara a la competición? ¿Hay opciones de llevarse el título?

La Formula Student es una competición internacional que reúne cada año a estudiantes de ingeniería de todo el mundo que compiten con un monoplaza tipo fórmula. Sin embargo, no gana el equipo más rápido sino el más completo, ya que se valora también el diseño, plan de negocio y el análisis de fabricación y coste.

Surgió en los años 80 en Texas, donde participaron 6 universidades y aproximadamente 40 alumnos. En la actualidad, se disputan competiciones por todo el mundo donde participan más de 550 universidades y alrededor de 16 000 alumnos.

Nuestro objetivo este año en Formula Student Germany es completar todas las pruebas dinámicas, especialmente la endurance, la prueba de resistencia de 22 km. Aunque los equipos alemanes tienen un gran dominio de la competición, el hecho de que se valore el trabajo conjunto del equipo hace que la competición esté mucho más abierta.

Cuéntanos detalles sobre el vehículo que estáis construyendo, el UPM 04e. ¿Cuánto trabajo tiene detrás, características, la aceleración que puede alcanzar? ¿La propulsión del vehículo es totalmente eléctrica? ¿Os planteáis empezar a construir en un futuro próximo un vehículo autónomo?

El diseño y fabricación de un monoplaza habitualmente requieren 1 año de trabajo. Sin embargo, debido a la pandemia, hemos trabajado 2 años en el UPM04e. Este prototipo es una evolución del modelo anterior, el UMP03e, incluyendo también un chasis monocasco de fibra de carbono y un motor eléctrico por rueda, es decir, se trata de un vehículo 100 % eléctrico capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos.

Durante estas dos últimas temporadas, se ha mejorado el control del vehículo y se han implementado técnicas de Hardware In the Loop (HIL), que han permitido incrementar la seguridad y adelantarnos a posibles fallos. Además, se ha desarrollado un Battery Management System (BMS) propio que permite monitorizar el estado, tanto de voltaje como temperatura de cada celda.

Actualmente, desarrollamos un software de conducción autónoma. Nuestro objetivo para las próximas temporadas es poder implementarlo en nuestro coche y, para ello, tenemos mucho trabajo que hacer en cuanto a sensores y actuadores, principalmente. Esto un reto que requiere mucha comunicación entre todas las divisiones que participan en el diseño y fabricación del prototipo.

¿Qué significa para vosotros el apoyo de un patrocinador como Openbank?

Openbank se ha convertido esta temporada en uno de los patrocinadores principales del equipo, su colaboración es fundamental para el desarrollo de un proyecto tan ambicioso como el nuestro. Estamos muy orgullosos de contar con apoyo de un claro referente en innovación y tecnología como Openbank. Además, nos ilusiona especialmente su apuesta por el motorsport y la movilidad sostenible.