Nombre de usuario, PIN, clave de firma, confirmación SMS… Varios son los pasos que hay que dar para completar una operación financiera y todo tiene su explicación. Cada uno de estos pasos añade un nivel más de seguridad a tu cuenta bancaria.

Entre los últimos en llegar está el código OTP, una medida para autenticar en dos pasos y que es una de las medidas más eficaces para proteger tu cuenta y tus operaciones. De hecho, seguramente ya lo hayas usado sin haberte dado cuenta.

Qué significa OTP

OTP es el acrónimo de One Time Password, que puede traducirse como contraseña de un solo uso, un nombre por el que es más fácil reconocer qué es OTP.

La clave OTP es un tipo de código número de autentificación de transacción o TAN, en sus siglas en inglés, que entra dentro de los sistemas de doble autentificación. Es decir, que requieren una primera acción y después una segunda que la confirme. Así es como el sistema se asegura que eres tú quien lo ha solicitado.

De forma resumida, el código OTP es ese mensaje SMS que recibes en tu móvil y que sirve para validar la operación que estás a punto de a realizar. Hasta que no introduzcas el número que te mandan la operación no se podrá realizar, lo que aumenta exponencialmente el nivel de seguridad.

En Openbank puedes aumentar aún más la seguridad para tus tarjetas de crédito, y también para tu cuenta, añadiendo la clave de firma para las operaciones que elijas, además del sistema OTP.

Cómo funciona la clave OTP

El funcionamiento del código OTP es muy sencillo y se activa cuando quieres realizar alguna operación bancaria. Antes de finalizar la operación se activará el sistema de confirmación en dos pasos con el código OTP.

En ese momento, recibirás un mensaje con un código en el dispositivo móvil asociado a tu cuenta, que solo servirá para esa operación y en ese instante. Y es que, para tu seguridad ese código tiene una duración de tiempo limitada de cinco minutos. Si no se usa en ese tiempo, el código caduca y tendrás que pedir otro.

La validación en dos pasos con OTP es un nivel de seguridad adicional para todas las operaciones a las que lo vincules. Además, con Openbank puedes configurar tu cuenta para que este sistema se active cuando lo necesites, como por ejemplo para transacciones de determinado importe o ciertos pagos con tus tarjetas. Esto es algo que puedes hacer incluso con tu tarjeta de débito virtual, gratuita y sin comisiones.

En esta línea, las operaciones de pago móvil te pedirán también esta confirmación por defecto, aunque puedes configurarla en el área de seguridad de la App Openbank. Así podrás operar de forma segura con el medio de pago que tú elijas.


Publicidad