El año pasado se firmaron más de 345.000 hipotecas, según los datos del INE, con el fin de comprar una vivienda. De hecho, casi un 50% de las casas se compran con financiación. Si tenemos en cuenta que la duración media de las hipotecas supera los 23 años, según la Estadística Registral Inmobiliaria, para ahorrar con una hipoteca conviene calcular bien todas las variables de la hipoteca para ajustar los números. Toma nota de estos consejos que te ayudarán a ahorrar cuando firmes tu hipoteca.

Para ahorrar con la hipoteca pide solo lo que necesites

Lo primero que debes saber cuándo vas a pedir una hipoteca es que como norma general los bancos financian hasta el 80% del valor de la vivienda, aunque en función de tu perfil financiero es posible obtener mayor financiación. Lo que significa que si la casa que quieres comprar tiene un precio de 150.000€, te concederán una hipoteca de 120.000€ que, por otra parte, es el importe medio de las hipotecas. Si cuentas con ahorros es mejor pagar más dinero en efectivo al realizar la compra y dejar menos en la hipoteca.

El tiempo juega a favor y en contra

Cuanto más tiempo alargues la hipoteca, más intereses pagarás en tu cuota. Por el contrario, la cuota hipotecaria será más baja cuanto más largo sea el plazo de amortización. Si dispones de unos ingresos mensuales que provengan de rendimientos del trabajo con los que puedes pagar una cuota más alta, teniendo en cuenta que no debe destinarse más del 35% de los citados ingresos a la hipoteca, puedes acortar el plazo de amortización y así pagarás menos intereses.

Con una hipoteca de 120.000€ a Euríbor (-0,339 en septiembre de 2019) +1% de diferencial en 30 años pagarás una cuota de 367,57€ y unos intereses totales de 12.323,73€. Sin embargo, si reduces el plazo a 20 años, la cuota mensual se eleva a 533,92€ y los intereses totales se reducen a 8.139,66€.

Atento a la bonificación por la venta combinada de productos

La nueva ley hipotecaria permite la venta combinada de otros productos como seguros de vida, hogar, planes de pensiones o tarjetas con el préstamo hipotecario, debiendo detallar la entidad el beneficio y coste de cada uno de los productos o servicios de forma que el cliente pueda advertir las diferencias entre contratar el préstamo hipotecario con los productos de forma combinada, en los cuales la entidad suele ofrecer unos tipos de interés más beneficiosos y por separado. Debes analizar bien si el ahorro de intereses en la hipoteca por las bonificaciones al contratar productos combinados con la hipoteca compensa o no el coste de la contratación.

Haz amortizaciones parciales para reducir la deuda

Si durante el plazo de vigencia de la hipoteca tienes dinero disponible puedes ahorrar todavía más con la hipoteca si realizas amortizaciones parciales con el fin de reducir el capital pendiente. La nueva ley hipotecaria modifica estas comisiones de amortización y pone límites al cobro; aunque esto no implica, necesariamente, un abaratamiento de las mismas.

No obstante, también es posible que el banco no te aplique ningún tipo de comisión por amortización parcial, por lo que el ahorro que conseguirías al amortizar la hipoteca sería mayor.

En resumen, es posible ahorrar en la hipoteca tanto en el momento previo a la contratación, comparando las condiciones de las distintas ofertas comerciales del mercado, como durante el periodo de vigencia, a través de las amortizaciones parciales de capital.