Si hay una inversión que no pierde interés con el tiempo y siempre vuelve, es la inversión en oro. Cada vez que hay nubarrones económicos resurge la opción de invertir en oro por su papel como activo refugio.

El interés por el oro no es nuevo. De hecho, la cercanía del metal precioso en nuestras vidas hace, como ocurre con la vivienda, que lo percibas como una inversión más asequible de lo que en realidad es. A fin de cuentas, ¿quién no ha visto un anuncio de compro oro y ha pensado en cuánto puede tener en casa?

La realidad es que invertir en oro va más allá. Lo que no cambia es la pregunta de fondo ¿es rentable la inversión en oro físico? ¿Y segura?

Razones para invertir en oro

Seguridad y rentabilidad son las dos principales razones para apostar por el oro. El oro es un activo refugio que sirve como punto de estabilidad en una cartera a largo plazo. Tanto es así que es uno de los 4 tipos de inversiones de la Cartera Permanente de Harry Browne1 , cuyo nombre ya indica el enfoque y objetivo de esa estrategia de inversión.

Además, invertir en oro siempre ayudará a diversificar un poco más tus inversiones y no caer en uno de los 10 errores más comunes al invertir: el exceso de concentración.

En cualquier caso, para saber si te conviene o no sumar el oro a tus inversiones, nada como conocer los pros y los contras. En otras palabras, tener claros los beneficios y riesgos de la inversión en oro.

Ventajas de invertir en oro

  • Liquidez: da igual cómo inviertas en oro. Es un activo que podrás vender en cualquier momento y de forma rápida, especialmente si se trata de oro físico.

  • Diversificación: el oro aporta una mayor diversificación a tu cartera.

  • No está sujeto a incertidumbres políticas.

  • Es un material que se usa para producir productos físicos como joyas o productos electrónicos.

  • Fácil de almacenar, aunque también peligroso. El oro ocupa poco y vale mucho. Esto hace que sea fácil de guardar en casa, pero también peligroso si te roban.

Desventajas o peligros de invertir en oro

  • No es un activo 100 % seguro. Como con cualquier inversión que no sea un depósito, existe cierto riesgo de pérdidas.

  • Su valor no es volátil, hasta que empieza a serlo. Que sea un valor refugio no quiere decir que sea estable. Se pueden crear burbujas en tiempos de incertidumbre.

  • Alta correlación con el dólar. En otras palabras, cuando el dólar sube, el precio del oro tiendae a hacerlo también y viceversa.

  • Hace falta un lugar seguro para almacenarlo, siempre que inviertas en oro físico.

Cómo invertir en oro

Es fácil que asocies la inversión en oro a la compra de oro físico, pero lo cierto es que hay más fórmulas de hacerlo. En realidad, puedes comprar oro físico o invertir a través de otros productos. Así es cómo funciona en cada caso.

Comprar oro físico

  • Al comprar oro físico debes asegurarte de que se trate de oro de inversión. Este oro se puede adquirir en forma de lingotes o monedas y debe tener un mínimo de calidad, que marca la propia Unión Europea, para ser considerado oro de inversión.

  • En el caso de los lingotes de oro, su pureza debe ser de 995 milésimas y en el caso de las monedas de 900 milésimas. Además, deben ser monedas de curso legal y comercializarse por un precio que no sea un 80 % superior al valor de mercado del oro que contengan.

  • Las monedas que no cumplan este requisito no se consideran oro de inversión, aunque pueden tener un valor numismático2 mayor al del oro que tienen, algo que puede pasar con algunas joyas.

Comprar oro con productos de inversión

El abanico de opciones en este caso puede resumirse en otras tres opciones.

  • Invertir en acciones de empresas del sector.Pueden ser empresas mineras o compañías que se dediquen a comercializarlo. La evolución de las acciones siempre guardará una correlación con el precio del oro, aunque nunca será exactamente la misma.

  • Invertir en fondos de inversión sobre oro. Esto supone ir un paso allá de la primera opción. Un fondo de inversión añadirá un punto de diversificación adicional, ya que puede invertir directamente en la materia prima, el oro, y además, reservar un porcentaje de su cartera a invertir en acciones del sector.

  • Invertir en futuros y opciones sobre oro. Los futuros y opciones son los contratos que se negocian en bolsa sobre esta materia prima. Es la forma tradicional de invertir en oro en bolsa.

  • Invertir en ETFs sobre oro. Un ETF es un fondo de inversión que funciona como una acción. Son una fórmula alternativa a los futuros que aportan un mayor grado de diversificación con unos costes de gestión limitados.

Para elegir el vehículo financiero en el que invertir en oro, es importante usar herramientas de inversión como las que encontrarás en Openbank. Con ellas podrás escoger la opción que mejor se amolde a tu cartera de inversiones.

A modo de ejemplo, si ya trabajas con fondos, es fácil que un fondo especializado o un ETF se adapten mejor a tu estrategia y gestión. Del mismo modo, si inviertes exclusivamente en acciones, puede que los títulos de empresas del sector o los futuros te hagan sentir más cómodo.

1¿Qué es la cartera permanente? http://www.carterapermanente.es/que-es-la-cartera-permanente/
2El valor numismático de una moneda tiene en cuenta sus características numismáticas: material, peso, diámetro, canto, año de acuñación, etc.


Publicidad