El teléfono móvil se ha convertido en un dispositivo indispensable en nuestra vida. Gracias a las innumerables aplicaciones que se crean continuamente, aumentan sus opciones de uso. Con estas aplicaciones, pagar con el teléfono se ha convertido en algo habitual para muchos usuarios que han dicho adiós al pago en efectivo.

¿Te has olvidado la cartera alguna vez y no has tenido dinero para pagar? Pues ahora es casi imposible que esto te suceda porque si llevas un teléfono móvil encima, puedes pagar hasta en el autobús.

Requisitos para pagar con el teléfono móvil

Solo se necesita tener un móvil equipado con tecnología NFC (Near Field Communicaction), que permite transmitir la información entre dos dispositivos sin contacto entre ellos. Igual que con las tarjetas contactless, es suficiente con acercar el móvil al TPV (datáfono) para hacer el pago. Para saber si tu teléfono está equipado con esta tecnología debes comprobarlo en los ajustes.

Además, necesitas tener alguna aplicación de pagos conocidas como wallets o carteras digitales como Apple Pay, Samsung Pay, Google Pay o la de tu propio banco, ya que algunos bancos han creado su propia aplicación de pago. Openbank dispone de su propio wallet Openbank Pago Móvil para dispositivos Android).

Estas aplicaciones permiten vincular las tarjetas de crédito, débito y prepago al teléfono móvil para pagar directamente con el teléfono sin necesidad de llevar la tarjeta. Esta vinculación se realiza registrando la tarjeta en la aplicación con todos sus datos, después la aplicación se conecta con el banco para verificar los datos.

¿Cómo pagar con el teléfono móvil?

El proceso de pago es muy sencillo. Antes de realizar el pago debes tener activado el NFC de tu móvil para poder operar. A partir de ahí, cuando el comerciante ha introducido el importe en el TPV, solo tienes que desbloquear el teléfono para efectuar el pago. Es decir, no necesitas abrir ninguna aplicación, tan solo hay que acercar el móvil al TPV para que se realice el pago. Cuando el importe de la compra es superior a 20 € es necesario introducir el PIN de la tarjeta, igual que ocurre cuando se paga con la tarjeta, pero para importes inferiores no tendrás que usar ningún PIN. Algunas plataformas de pago móvil, permiten autorizar el pago con la huella (TouchID) o incluso con la cara o el iris de tus ojos (FaceID).

¿Es seguro este tipo de pagos?

Si te planteas si es seguro pagar con el móvil, debes saber que la seguridad está garantizada por varios sistemas. En primer lugar, solo se puede usar el móvil si está desbloqueado por lo que no podrá utilizarlo nadie que no conozca el sistema de desbloqueo que tienes en tu teléfono, que puede ser una contraseña, la huella dactilar, el reconocimiento facial o un patrón creado por ti.

Además, el comercio no conoce los datos de la tarjeta porque no se comparten ni el número de la tarjeta, ni la fecha de caducidad, ni el CVV. Al hacer el pago se utiliza un número virtual denominado token que tiene un solo uso, pero que no guarda ninguna relación con el número de la tarjeta.

Y, por último, si te roban o pierdes el móvil puedes bloquear el teléfono a través de los servicios que tienen estas aplicaciones para localizar el móvil y borrar su contenido para que nadie pueda usar el pago por móvil.

Como ves el pago por teléfono móvil es fácil y seguro. Te permite olvidarte del dinero en efectivo y de las tarjetas, porque solo utilizando tu móvil puedes pagar en la mayoría de los comercios que acepten pagos por contactless.

Publicidad