Tener un buen presupuesto que te permita saber en qué y cuándo gastas tu dinero es la base de unas finanzas saneadas y el primer paso para empezar a ahorrar. Este es uno de los consejos más repetidos en los diferentes libros de finanzas personales.

La forma de acceder a esa información de forma sencilla es a través de tus movimientos bancarios.

¿Qué son los movimientos bancarios?

Los movimientos de tu cuenta reflejan el saldo de la cuenta corriente y, sobre todo, los movimientos realizados en un periodo de tiempo. Esto incluye tanto los ingresos como los gastos.

¿Quieres saber qué día te han ingresado la nómina? ¿Necesitas saber si uno de tus clientes ha pagado? Todo puedes consultarlo en esta sección. Y lo mismo para todos tus gastos, incluidos los de la tarjeta de crédito. Por eso es una herramienta muy potente para quienes no ahorran y quieren empezar a tener el control de sus finanzas personales.

Una simple consulta a tus movimientos te dirá en qué has gastado tu dinero y cuándo, salvo que hayas pagado esos gastos en efectivo. Así podrás descubrir cosas como suscripciones que ni siquiera sabías que tenías.

Qué datos aparecen en los movimientos de la cuenta

La sección de movimientos resume las operaciones de la cuenta corriente que elijas . En él verás un resumen dividido en columnas con la información más importante para identificar cada movimiento. En concreto:

La fecha. Marca la fecha en la que se realizó la operación. Por defecto las operaciones aparecerán ordenadas de las más actuales a las más antiguas.
Categoría. Con un simple icono podrás identificar el tipo de operación de la que se trata, como movimientos entre cuentas propias o transferencias, por poner dos ejemplos.
Descripción. Si se ha incluido una descripción concreta de la operación, esta aparecerá aquí. Así podrás identificar una transferencia periódica hacia tu producto de inversión, por ejemplo.
Importe. Marca el importe concreto de la operación.
Saldo. Indica el saldo en cuenta después de producirse la operación, tanto si es un ingreso como si es un gasto.

También puedes ampliar información sobre cada movimiento. Para ello, bastará con que pulses en él para ver datos adicionales como el ordenante y el concepto.

Y si prefieres tenerlo por escrito, puedes descargar los datos e imprimirlos.

Los filtros de Openbank te permiten ordenar los movimientos

En el área privada de cliente, podrás realizar una gestión online de recibos y domiciliaciones sin complicaciones. ¿Qué pasa si no quieres ver todos los movimientos en bruto? En Openbank dispones de una serie de filtros que te ayudarán a afinar la búsqueda.

Puedes filtrar las operaciones por fecha e importe, así como por tipo de movimiento si lo que buscas es un ingreso o un gasto. Además, también puedes pedirle a la herramienta que te muestre solo las operaciones con un concepto determinado, como los pagos de cheques, los cargos o los pagos en efectivo que hayas anotado.

Cómo revisar tus movimientos bancarios

Antiguamente los bancos enviaban un extracto bancario de forma mensual. Hoy en día puedes acceder a los movimientos de tu cuenta en cualquier momento y en cualquier lugar a través de la web o aplicación de tu banco.

Solo tienes que entrar con tus claves y seleccionar la cuenta.

• En el caso de Openbank, puedes ver todas tus cuentas en la sección Cuentas del Área Clientes de la web y app.
• Una vez selecciones la cuenta, si quieres ver movimientos más antiguos, recibirás un código SMS como medida de seguridad adicional para poder acceder a los datos.

Otra alternativa es acceder al Categorizador de Gastos de Openbank, donde tendrás toda la información, pero más visual y amigable. Gracias a este servicio, podrás ver el tipo de gasto concreto y la categoría a la que pertenece (hogar, ocio, inversión…) y todo de forma gráfica.

Así, no tendrás que entrar en los números concretos si lo que te interesa es ver la relación entre las diferentes partidas de tu presupuesto. De esta forma, tendrás una mejor visión de tus finanzas personales.


Publicidad