Pagar directamente con el móvil o con un smartwatch es una realidad que poco a poco va afianzándose en España y que es posible gracias a la tecnología NFC. La realidad es que cada vez son más las personas que en lugar de utilizar su tarjeta de débito, crédito o prepago físicas que lo permitan para efectuar sus compras en los diferentes comercios, prefieren hacerlo a través de un dispositivo electrónico con una mayor comodidad.

¿Qué es la tecnología NFC en el móvil?

NFC es el acrónimo de Near Field Communication o Comunicación por Campos Cercanos, traducido al español. Esta tecnología permite a dos dispositivos móviles interactuar entre ellos para conectarse e intercambiar datos.

Lo que la diferencia de otras tecnologías similares como el Bluetooth o el WiFi es que su alcance es mucho menor. La tecnología NFC del móvil necesita que los aparatos a conectar estén muy cerca entre sí, a un máximo de 15 centímetros.

Además, la velocidad de transferencia de esta tecnología es más lenta. Por eso mismo, el NFC se suele utilizar para tareas más sencillas, como identificar un aparato y las claves que contiene, que es lo que permite sacar dinero sin tarjeta, entre otras acciones.

¿Para qué sirve la tecnología NFC móvil?

Para muchas cosas, y una de sus aplicaciones más prácticas es para realizar pagos con el móvil, sin necesidad de tener que usar una tarjeta bancaria. Si el establecimiento en el que estás comprando tiene un terminal con tecnología NFC y tu móvil o smartwatch también, podrás abonar tu compra a través de tu dispositivo electrónico.

Más allá de los pagos con el móvil, la tecnología NFC también sirve para conectar tu terminal con otros aparatos de entretenimiento, como altavoces, auriculares o una barra de sonido, de forma más rápida que con el Bluetooth. Basta con acercar el móvil al aparato y tocar el símbolo de conexión NFC para que se conecten. Una vez lo hagan, la tecnología Bluetooth o WiFi será la que se encargue del resto.

¿Es segura la tecnología NFC del móvil?

Quizás la seguridad no parezca tan importante cuando se trata de auriculares, por ejemplo, pero la cosa cambia al hablar de pago con el móvil. En este punto es fácil que te preguntes por la seguridad al pagar con el móvil.

La tecnología NFC del móvil es tan segura como el pago con tarjeta e incluso un poco más. Y es que cada vez que pagas con el móvil no tienes que teclear la clave de seguridad de tu tarjeta ni dar su número completo. Como esta tecnología funciona en distancias muy cortas, es muy difícil que alguien robe unos datos que, además, están codificados y encriptados.

¿Cómo usar la tecnología NFC?

Para utilizar la tecnología NFC, solo necesitas un dispositivo electrónico que la soporte y una tienda o un cajero que cuente con un lector NFC. Basta con acercar el smartphone o smartwatch al lector correspondiente y esperar un instante hasta que se complete la conexión, que suele identificarse con la emisión de un sonido agudo desde el datáfono o cajero.

¿Cómo saber si tu móvil incorpora tecnología NFC?

Prácticamente todos los terminales nuevos incluyen el servicio NFC. Para saber si el tuyo dispone de esta tecnología, puedes revisar las características en la ficha técnica de la caja o mirarlo dentro del propio móvil.

La forma de hacerlo puede cambiar ligeramente según el fabricante y el sistema operativo. Con los móviles Android, la forma más sencilla de comprobarlo es a través de los ajustes rápidos. La mayoría incluirán un icono que permite activar y desactivar el servicio NFC desde ahí.

Si no aparece, puedes dirigirte a ‘Ajustes’ y abrir el apartado de ‘Conexiones’.

Con los teléfonos Apple es todavía más fácil. Todos los terminales a partir del iPhone 6 incluyen NFC móvil.

¿Cómo se activa el NFC en el móvil?

Configurar la función NFC del móvil es tan simple como activarla o desactivarla.

¿Pero cómo usar el NFC del móvil una vez activada? Ahí es donde entra en juego la aplicación del banco. Para poder usar tu móvil como medio de pago debes descargar la App Openbank, donde podrás gestionar tus tarjetas y usar el resto de funcionalidades, como enviar dinero al instante con Bizum, por ejemplo.

Publicidad