Hoy en día, y gracias al uso de las nuevas tecnologías, estamos cambiando la forma de relacionarnos. En el ámbito de la banca, la posibilidad de realizar online las gestiones que nuestros padres tenían que hacer in situ, en las oficinas del banco, nos permite ganar en comodidad e inmediatez. ¿Podemos imaginarnos, una buena mañana, saliendo de casa y caminar hasta la oficina del banco de nuestro barrio para dar una orden de compra o de venta de acciones en bolsa? ¿Y para consultar los movimientos de una cuenta? Aunque parezca extraño, no hace mucho tiempo teníamos que desplazarnos físicamente al banco para poder emitir tan solo una transferencia.

La banca lleva transformándose todos estos años para agilizar sus procesos y hacerlos más cómodos para el cliente, sin dejar de lado la seguridad de las transacciones online. Si les contáramos a nuestros abuelos que hoy en día es posible solicitar una hipoteca online, probablemente no nos creerían. Pero lo cierto es que es así.

Comodidad y facilidad

Como ya hemos mencionado, una de las ventajas de solicitar una hipoteca online es la comodidad que ello supone. No solo la solicitud, sino también el estudio previo que debemos realizar para conocer qué tipo de hipoteca es la que más se ajusta a nuestras necesidades: una a tipo fijo, a tipo variable o incluso mixta.

Hoy por hoy, todas las gestiones se pueden ordenar online excepto el asesoramiento y la firma de la escritura hipotecaria, que tienen que hacerse ante notario. Quizás podríamos pensar que el proceso online pueda ser un poco “frío” sin nadie que pueda resolver nuestras dudas. Nada más lejos de la realidad. En Openbank, además de poder adjuntar la documentación requerida online, un gestor personal te acompañará durante todo el proceso hasta que firmes el préstamo hipotecario.

Seguridad y transparencia de la información

Entonces, si resulta más cómodo y más fácil solicitar online una hipoteca, ¿es seguro? Probablemente nos hayamos hecho esta pregunta en más de una ocasión. Y la respuesta es afirmativa, la solicitud es exactamente igual de segura que si acudimos a una oficina bancaria, dado que está igualmente regulada por el Banco de España.

Las condiciones de los préstamos hipotecarios por lo general aparecen explicadas de manera clara y sencilla en las páginas web de los bancos que operan online. Siempre se debe leer con total detenimiento para asegurarnos que entendemos todo lo que posteriormente firmaremos ante notario.

Tipo de interés y comisiones

¿Tienen las mejores condiciones? Las comisiones y tipos de interés en las hipotecas que se pueden solicitar online no tienen por qué ser necesariamente mejores que las que se ofrecen en las oficinas bancarias tradicionales. Si bien es cierto, suelen ser muy competitivas, aunque esto no implica de forma directa que sean los mejores. Consulta la oferta hipotecas de Openbank.

Como conclusión, entre las grandes ventajas que encontramos a la hora de solicitar un préstamo hipotecario online se encuentran la comodidad y facilidad de todo el proceso. Las condiciones económicas, por lo general, suelen ser bastante competitivas y además, en Openbank tendremos un gestor personal para resolver cualquier cuestión. Simular o calcular lo que tendrás que pagar al mes es muy sencillo, y podrás conocer si está preaprobada en unos pocos minutos, completando unos datos mínimos.

Publicidad