¿Pensando en comprar una casa? Prepárate para un camino largo, y esperemos que divertido, en el que aprenderás muchas cosas que desconocías del mercado de la vivienda. Para ponértelo fácil, en Openbank hemos elaborado una guía con los 9 pasos a seguir para comprar una casa.

Haz números antes de buscar (la parte más aburrida)

¿Sabes qué casa puedes permitirte? Esa es la primera pregunta que debes resolver y puede que la respuesta se limite a qué hipoteca puedes conseguir.

¿Quiere esto decir que debes solicitar tu hipoteca antes de buscar casa? No necesariamente, pero sí deberías conocer tu capacidad de endeudamiento real. Como norma general, piensa que el banco financiará hasta un 80 % de su valor de compra o de tasación. El resto deberás aportarlo de tu bolsillo.

Además, también debes tener en cuenta la cuota de la hipoteca. Lo idóneo es que no supere el 35 % de los ingresos. Con un simulador de hipotecas puedes hacer números y ver cuánto podrás obtener en función del valor de la casa y la cuota a pagar según el plazo de la hipoteca.

Piensa en qué tipo de casa quieres

Lo más importante es que vayas un poco más allá de tus necesidades actuales. En otras palabras, piensa en qué casa puedes necesitar a medio y largo plazo, no solo lo que te viene bien ahora.

A modo de ejemplo, quizás ahora que tienes 25 años un piso con dos habituaciones sea suficiente. ¿Y si en un futuro la familia crece y necesitas un despacho? Esta es una de las cosas que debes saber antes de comprar una casa.

Busca, busca y busca (y pide ayuda si la necesitas)

Empieza la parte más divertida del proceso: ¡encontrar la casa de tus sueños! Aprovecha las nuevas tecnologías y los portales de vivienda para abarcar terreno. Si lo necesitas, recuerda que hay profesionales que te pueden ayudar en la búsqueda y también con los pasos que deberás dar después.

Durante esa búsqueda, no dudes en preguntar y negociar las condiciones de compra. El precio que aparece en los portales inmobiliarios no tiene por qué ser con el que finalmente se cierre la venta.

Asegúrate del estado de la vivienda

¡Por fin te has decidido! Es el momento de reservar la casa para asegurar que es tuya. Solo debes dar un paso más antes de hacerlo: asegurarte de que la casa no tiene cargas pendientes. Dicho de otra forma, que no recaen deudas sobre la vivienda.
Puedes conseguir esta información con una nota simple en el Registro de la Propiedad.

Y también de su valor

Que estés convencido de pagar 150.000 € por la casa está bien y que de verdad lo valga todavía mejor. El principal problema de pagar de más por la vivienda es que la hipoteca se concede en función del valor de compraventa o del valor de tasación, el menor de los importes.

Si el valor de tasación de la vivienda es menor que el precio que has convenido puedes encontrarte sin hipoteca. Puedes anticiparte a este problema realizando una tasación previa de la vivienda o, por lo menos, revisando su precio en portales de tasación que encontrarás en internet.

Firma el contrato de arras o de reserva

Es fácil confundir ambos, aunque son ligeramente diferentes. Ambos son contratos privados en los que se acuerda la compra de la casa y se establece una fecha para la firma del contrato. Con los dos también tendrás que abonar una cantidad en concepto de reserva que puede o no reducirse del precio de la compra.

Lo que diferencia a uno y a otro es la capacidad para echarse atrás. El contrato de arras penitenciales es el más habitual y sirve para poder cancelar la compra si, por ejemplo, no consigues la financiación. En este caso, si es el comprador el que cancela la operación, pierde las arras entregadas, y si el vendedor es el que cancela la operación, debe devolver al comprador las arras duplicadas.

No te olvides de los trámites y gastos adicionales

Comprar una casa nueva no es lo mismo que una de segunda mano. Para empezar, los impuestos a pagar son distintos. Con el primero abonarás IVA y con el segundo el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Busca y elige tu hipoteca: ¿cuál es mejor para ti?

Estamos ante uno de los últimos pasos para comprar una vivienda. Puedes elegir entre tres modalidades de hipoteca:

  • Hipoteca variable. Con esta hipoteca la cuota a pagar irá cambiando a lo largo del tiempo (cada 6 o 12 meses) en función de un índice de referencia
  • Hipoteca a tipo fijo. El tipo de interés se mantiene invariable durante toda la vida del préstamo y también la cuota a pagar.
  • Hipoteca Mixta. Empiezas pagando un tipo fijo los primeros años, cuando más estabilidad necesitas, y después pasas a un tipo variable.

¿Necesitas ayuda para elegir? ¿Quieres más información sobre cada opción? En Openbank estaremos encantados de resolver todas tus dudas.

Firma la hipoteca y la escritura de la vivienda

La firma de la hipoteca y la compraventa se realiza ante notario. De hecho, tendrás que visitar al notario dos veces antes de firmar el préstamo hipotecario. En la primera visita, los compradores harán un test y firmarán el acta previa para comprobar que han entendido las condiciones de la hipoteca, y en esa visita, el notario les responderá a todas las dudas que tengan respecto a la misma.

En la segunda visita, se procederá a la firma del contrato de compraventa y elevación a público de la escritura del préstamo hipotecario, que posteriormente se presentará ante el Registro de la Propiedad, abonando los impuestos que correspondan.

Ahora ya sabes cómo comprar una casa paso a paso. Sólo tienes que ponerte en marcha.

Publicidad