El concepto de rentabilidad anualizada de un producto de inversión se refiere a la ganancia porcentual de cualquier inversión si su plazo hubiese sido de 1 solo año. Así es como se pueden comparar inversiones con plazos diferentes.

La diferencia entre la rentabilidad anualizada y la rentabilidad media es que con la primera se hace una media geométrica y con la segunda, aritmética. Es decir, que el cálculo de la rentabilidad anual va más allá de dividir el beneficio de la inversión entre el número de años que se ha mantenido.

La manera de calcular la rentabilidad anualizada de un producto de inversión es a través de la siguiente fórmula:

En ella “a” es la rentabilidad obtenida año tras año y “n” el número de años de la operación. Para ponértelo más fácil, puedes recurrir a las funciones TIR o TIR.NO.PER de Excel o de la hoja de cálculo que uses.

En las fichas de los fondos de inversión1 que puedes contratar en Openbank verás la rentabilidad anual de cada producto comparada con su benchmark o referencia. Con esta información podrás obtener la rentabilidad anualizada de cualquier fondo.

¿Cuál es la rentabilidad de tu producto de inversión?

Hay más de una forma de responder a esta pregunta dependiendo de cómo quieras hacer el cálculo. Puedes hacer la opción más fácil, que es decir la cantidad en euros que has ganado, o ir más allá y calcular el porcentaje de beneficio o pérdida sobre la aportación inicial.

Este porcentaje es la rentabilidad simple de una inversión y sirve para comparar el beneficio de diferentes inversiones. Limitarse a este dato es un error típico al invertir. La fórmula de la rentabilidad simple es muy sencilla y se expresa así:

(Valor final + Rendimientos – Gastos – Inversión inicial) / Inversión inicial

El único inconveniente de esta fórmula para calcular la rentabilidad llega cuando analizas inversiones con plazos diferentes. En otras palabras, prefieres ganar un 25 % en 2 años o un 75 % en 5 años. ¿Cuál de las dos operaciones es más rentable? Estos son los casos en los que se necesita calcular la rentabilidad anualizada de una inversión.

Para ver un ejemplo de cómo averiguar la rentabilidad anualizada de un fondo con estos datos vamos a tomar las rentabilidades del BGF fondo World Technology A2 EUR, desde 20151:

  • 2015: + 5,89 %
  • 2016: + 9,5 %
  • 2017: + 33,66 %
  • 2018: + 4,53 %
  • 2019: + 46,23 %

La fórmula de la rentabilidad anualizada para este fondo quedaría expresada así:

((1+0,0589)(1+0,095)(1+0,3366)(1+0,0453)(1+0,4623))^(1/6)-1

El resultado final es que su rentabilidad anualizada entre 2015 y 2019 fue del 15,46 %, mientras que la rentabilidad media fue del 19,62 %.

¿Conviene utilizar la rentabilidad anualizada para analizar un producto de inversión?

La rentabilidad anualizada es uno de los datos que puedes tener en cuenta a la hora de invertir. Su principal ventaja es que con ella puedes ver mejor la rentabilidad que vas obteniendo por un fondo y compararla con otro e incluso con otras opciones de inversión como los servicios de inversión roboadvisors.

Con estos últimos, calcular la rentabilidad anualizada te ayudará a entender cómo se consiguen rentabilidades del 395 % a un plazo de 25 años con este tipo de inversiones y un perfil de riesgo agresivo.

Con todo, la rentabilidad anualizada no es perfecta. Como cualquier otra media, no refleja de forma 100 % fiable la volatilidad de una inversión, es decir, las subidas y bajadas que pueda sufrir a lo largo del tiempo. Eso sí, te ayudará a responder a la pregunta de si ganas más con 25 % a 2 años o un 75 % en 5 años.


1BGF World Technology Fund

Publicidad