Contar con una economía personal saneada es un deseo para la mayoría de las personas, puesto que nos dibuja un escenario de tranquilidad en el que podemos hacer frente a cualquier gasto inesperado. Para ello, es importante conseguir ahorrar, y es en ese momento cuando nos surge una pregunta muy habitual: ¿qué hacer con el dinero ahorrado?

Dinero ahorrado, estabilidad financiera

No cabe duda de que disponer de ahorros ofrece una estabilidad financiera y además nos proporciona oportunidades de crecimiento a medio y largo plazo. Claro que para ello hay que planificar qué hacer con los ahorros y explorar las diversas opciones de inversión que hay en el mercado.

En este punto es interesante mencionar la "Encuesta de competencias financieras 2021" realizada por el Banco de España1. En ella se expone que solo "un 43 % de los individuos tiene algún vehículo de ahorro, mientras que un 42 % de los encuestados tiene algún instrumento de deuda".

Asimismo, el estudio expone que "la tenencia de vehículos de ahorro aumenta con la renta del hogar y con el nivel educativo (un 27 % para individuos con educación inferior a Bachillerato vs. un 58 % para aquellos con educación universitaria o equivalente), y es más alta para quienes trabajan1.

Finalmente, relacionado con la pregunta que nos hacemos sobre qué hacer con el dinero ahorrado, la tendencia en el mercado español es la siguiente: "Los vehículos de ahorro adquiridos con mayor frecuencia fueron las cuentas de ahorro, los fondos de inversión y las acciones"1.

¿Cuánto debemos ahorrar?

Por otro lado, antes de analizar qué hacer con los ahorros, hay que señalar qué porcentaje de ingresos no debemos gastar para que se conviertan en ahorros. Obviamente son muchos los factores que entran en juego para poder dar una cifra, ya que hay miles de escenarios diferentes. No obstante, si decidimos generalizar, podríamos referirnos a la regla del 50/30/20 como punto de partida. De esta manera, deberíamos destinar el 50 % de nuestros ingresos a necesidades básicas como vivienda, alimentos y transporte, el 30 % a gastos discrecionales como entretenimiento y viajes, y el 20 % a ahorros. Si bien esta medida es ideal, es muy probable que la mayoría de las personas no puedan ahorrar hasta una quinta parte de lo que ingresan, por lo que el objetivo deberá ser al menos llegar a un 10 %. Existen también otros métodos para ahorrar, como el reto de las 52 semanas, ahorrar de la mano de Harv Eker o el método Kakebo.

¿Qué hacer con el dinero ahorrado?

Una vez que hemos acumulado un fondo de ahorro significativo, surge la pregunta sobre qué hacer con ese dinero. Aquí es donde la planificación financiera entra en juego, de modo que hay que sopesar las opciones disponibles, que van desde cuentas de ahorro tradicionales hasta inversiones más arriesgadas en el mercado de valores.

A continuación, hacemos un breve repaso a las posibilidades que se presentan para los ahorradores:

  • Cuentas de ahorro. Son una opción muy segura pero, como suele ocurrir cuando apenas hay riesgo, ofrecen tasas de interés bajas. Como ejemplo, podemos señalar la Cuenta de Ahorro Bienvenida.
  • Depósitos a plazo fijo. Ofrecen una rentabilidad mayor que las cuentas de ahorro, pero el dinero no suele estar disponible hasta que vence el plazo. Al igual que en el caso anterior, Openbank ofrece los siguientes depósitos a plazo fijo: el Depósito Open 6 meses y el Depósito Open 12 meses.

O, si lo prefieres, como alternativa a los productos tradicionales de ahorro, puedes optar por alguna de las diferentes posibilidades de inversión2:

  • Fondos de inversión. Consiste en un dinero que ponen en común diversos inversores y que especialistas en mercados financieros invierten y gestionan. Su atractivo principal es la posibilidad de obtener una mayor rentabilidad que en una cuenta de ahorro o depósito a plazo fijo, sin perder de vista los riesgos asociados a la inversión. Consulta aquí qué es un fondo de inversión y cómo funciona.
  • Planes de pensiones. Es un producto para acumular capital a largo plazo, que te permitirá complementar la pensión que recibirás cuando te jubiles. ¿Cómo funciona? Te lo contamos.
  • Inversión en Bolsa. La Bolsa y las acciones son un punto de entrada habitual en el mundo de las inversiones. Entra y descubre unos tips para invertir en acciones.
  • Servicio de inversión automatizada Roboadvisor/ Gestión de carteras.

Ten en cuenta que toda inversión conlleva riesgos, incluidos el riesgo de ausencia de rentabilidad, pérdida del capital invertido y/o el riesgo de tipo de cambio para los productos denominados en divisa distinta del €.

¿Qué tipos de remuneraciones existen?

Una vez que nos decidimos a sacar provecho a nuestro dinero, la remuneración que recibimos puede variar según el producto financiero elegido.

  • Intereses. La forma más básica de remuneración es a través de los intereses ganados en cuentas de ahorro y depósitos.
  • Dividendos. Para aquellos que invierten en acciones, los dividendos son una forma de remuneración común. Los dividendos representan la parte de las ganancias de una empresa que se distribuyen a los accionistas.

Para finalizar, antes de decidir qué hacer con nuestros ahorros, es conveniente definir nuestros objetivos, determinar la tolerancia al riesgo, comparar diferentes productos y ya sí, elegir la mejor opción en función de nuestras necesidades reales.


1Encuesta de competencias financieras | BdE
2Antes de contratar, consulta el nivel de riesgo y la información de cada uno de los Fondos de Inversión y Planes de Pensiones comercializados por Open Bank, S.A. detallado en el Folleto Informativo o Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (DFI) de cada uno de los Fondos de Inversión o en el Documento de Datos Fundamentales para el Participe (DDFP) de cada uno de los Planes de Pensiones, disponible en la ficha de cada producto en www.openbank.es

Este artículo ha sido redactado sin ánimo de exhaustividad y con efectos meramente informativos, sin que el mismo suponga ningún tipo de asesoramiento o recomendación por parte de Open Bank, S.A. Para confirmar la información acuda a fuentes de información oficiales o consulte con un profesional. Open Bank, S.A. declina cualquier responsabilidad por la emisión del presente artículo.

Publicidad